22.5.18

España no se ha vuelto de derechas. En 2018 el eje nacional domina la intención de voto sobre el eje social, como pasaba en Cataluña. Si a un votante de izquierdas centralista a quien no le gusta la ambivalencia del PSOE escucha el mensaje de Ciudadanos, puede compra su discurso

"La subida de Ciudadanos y la resistencia del PP en la media de encuestas sugieren que hay un creciente dominio de españoles de derechas. No es cierto, de momento, pero sí hay movimientos que pueden cristalizar en una España distinta.

1. España sigue siendo de izquierdas, pero algo más de centro. Durante toda la historia de la democracia española, siempre ha habido más españoles que dicen que son de izquierdas. Un 28% se ubica en la izquierda y otro 50% en el centro o centroizquierda. En la derecha —más allá del 6 en una escala 1 a 10— solo se ubican el 15%.

 En los últimos años, desde 2011, los españoles se han movido hacia el centroizquierda: el 64% se ubican entre el 3-5, cuando en 2011 y 2014 esa cifra era 55%. En estos años ha habido también un movimiento desde los extremos hacia el centro: un 16% se decía de extrema izquierda y ahora solo el 10%. En el extremo derecho ha pasado lo mismo: en 2012 eran 7% y ahora apenas un 3%. El momento con más gente en la extrema izquierda fue 2014: un 19% se colocaba en el 1-2, pero con la consolidación de cuatro partidos ha caído.

A pesar de este dominio del centroizquierda, el partido tradicionalmente asociado a ese espacio -el PSOE- no se ve premiado en esas mismas encuestas. Hay un motivo: la ideología no es el único indicador del voto cuando hay grandes temas en el debate público.

2. Hay maneras distintas de ser de izquierdas. El éxito de cada gobierno ha sido tradicionalmente una buena señal de la ideología de los españoles. La ideología media durante los gobiernos de Felipe González era de 4,5. Pero con la subida del PP y los gobiernos de Aznar se movió a la derecha hasta el 4,9. La llegada de Zapatero se anticipó con un giro a la izquierda de los españoles: cuando lo eligieron la media estaba en 4,6. El deterioro de su partido movió las cosas a la derecha de nuevo.

 La cifra giró rápido, igual que se deterioraron los números del PP, y la emergencia de Podemos coincidió con un repunte de la izquierda. Pero 2015 devolvió la mesa al 4,7. Desde entonces apenas se ha movido. La crisis en Cataluña no ha cambiado esto. La media en septiembre fue del 4,76 y en marzo fue del 4,74.




La ideología por tanto no ha variado durante la crisis catalana, pero las encuestas sí lo han hecho. Ciudadanos es el único partido que crece con solidez tras su éxito el 21-D en Cataluña. ¿Qué está pasando? Que hay un gran tema nuevo que no está en el eje tradicional izquierda-derecha: "A veces no se mueve la ideología sino los conflictos que valoramos", dice Berta Barbet, investigadora en la Universidad Autónoma de Barcelona, que añade: "Alguien puede estar más a la izquierda pero de repente le preocupa mucho un conflicto distinto". Eso le hace dejar de lado sus preferencias sobre redistribución y acercarse al partido que mejor representa ese otro frente.

Este fenómeno tiene un nombre académico: priming, que sería algo así como "priorización". "Es cuando entra un tema en la agenda que oculta al resto: si prima el debate territorial, los votantes se olvidan de otras diferencias", dice Elias Dinas.


3. La ideología queda en segundo plano. En 2018, por tanto, el eje nacional parece que domina la intención de voto de los españoles -como pasaba en Cataluña. Si hubiera elecciones ahora, tendría consecuencias parecidas a las que vemos en los sondeos. De aquí a dos años la tendencia puede haber cambiado. 

O no, porque el asunto catalán tiene potencial para variar permanentemente afinidades: "Cataluña es el tipo de tema que puede llevar a realinear lealtades, especialmente si explota la identidad tanto como las opiniones", dice Markus Wagner, profesor de la Universidad de Viena. Esto es otro fenómeno con nombre, histéresis, para cuando un efecto permanece después de que su causa desaparezca.


España no había tenido hasta ahora ningún debate tan intenso sobre su identidad

España no había tenido hasta ahora ningún debate tan intenso sobre su identidad. Cataluña ha obligado a plantearse a cada cual dónde está y desandar las respuestas será más difícil: "La ventaja que tiene Cataluña para la gente es que es fácil decir de qué bando está. Tiene un componente identitario y cuando consigues que el conflicto genere la identidad es más difícil cambiarla", dice Barbet.

 Si Ciudadanos logra afianzarse como el partido que responde mejor a la identidad española, tendrá premio. La relevancia de la identidad es algo que han detectado otros partidos: las propuestas de Pedro Sánchez de modificar el delito de rebelión o hacer acatar la Constitución a los representantes públicos apuntan que la izquierda también ve botín electoral en el nacionalismo español. (...)

La esperanza de otros partidos es que asuntos distintos tomen relevancia en el debate público, como las pensiones o las reivindicaciones feministas, y que ese marco sea mejor a sus intereses.

4. La izquierda está más indecisa y es muy importante. Un motivo que ha dado el PSOE para sus pobres resultados este año en los sondeos es que sus votantes están desmovilizados. Son indecisos.

 En el pasado los socialistas han sido capaces de recuperar a sus votantes desmovilizados —como pasó en 2016—, pero es un juego peligroso. Ahora sus dudas pueden tener relación con el gran tema: ¿debo mantenerme fiel a mi ideología o puedo pasarme por una vez a Ciudadanos para defender mi identidad sin ambigüedad?

En la duda está el peligro de la contaminación, que probablemente esté ocurriendo ahora en la cabeza de miles de españoles: "Dado que quien articula las preferencias son los partidos concretos, si a un votante de izquierdas centralista a quien no le gusta la ambivalencia del PSOE durante un año escucha el mensaje de Ciudadanos y compra su discurso, seguramente se acabará haciendo más de derechas", dice Fernández-Albertos.  (...)

Aunque los indecisos que salten de la izquierda a Ciudadanos sean pocos, su peso puede ser definitivo debido al "empate técnico entre derecha e izquierda que tenemos ahora", dice Fernández-Albertos: "Si se sostiene, aunque el trasvase desde la izquierda hacia Ciudadanos no sea enorme, sí podemos ver que los partidos de centroderecha sean primeros y más fuertes", añade Fernández-Albertos.

A pesar de todo, es mejor estar en el caso del PSOE, donde los votantes se van al bando de indecisos, que en el del PP, donde sus votantes ya han encontrado otro partido (otra cosa es que se queden). Es más fácil revivir a un indeciso que a un tránsfuga.

Las fugas del PSOE y Podemos mueven al electorado español hacia la derecha. Pero la fuga más importante se producen en sentido contrario: un 5% del censo son personas que votaron por el PP y ahora dicen que votarán por un partido a su izquierda, que es Ciudadanos. La suma de esos votos siguen en el centroderecha.

 Pero son un movimiento a la izquierda, ya que el conjunto de españoles, cuando se le pregunta por la ideología de cada partido, ubica al PP en el 8,2 y a Ciudadanos a su izquierda, en el 6,7. Esto ayuda a explicar que PSOE y UP pierden votos sin que la ideología media de los españoles se mueva.

Es pronto para hablar de resultados electorales, pero una cosa es cierta: España aún no se ha vuelto de derechas."               (Jorsi P ,

La sociedad argentina actual muestra poderosos diques de contención y defensa frente a las políticas del ajuste. Pero nada indica que los créditos que provengan del FMI no alimenten la fuga de capitales.

"(...) ¿Cuál es su visión sobre el anuncio de volver a recurrir al FMI?

El anuncio del Presidente de volver a pedir un crédito al Fondo Monetario Internacional, luego de 12 años en que el gobierno de Néstor Kirchner saldara la deuda con esa entidad, produjo una fuerte conmoción en la sociedad. 

Al temor que suscita la posibilidad de una crisis económica se agregan inquietudes de otro orden vinculadas con la experiencia histórica de la población sobre los significados de un acuerdo con el FMI.

En primer lugar se trata de los impactos sociales de un importante ajuste del gasto público para reducir drásticamente el déficit fiscal, que afectará el ingreso de los jubilados y de los empleados estatales tanto de la administración como de los servicios de salud, de la educación pública en todos sus niveles y de otros servicios sociales. 

A estos ajustes cabe agregar el incremento del desempleo y la pobreza que pueden derivar de la recesión económica, un fenómeno  sistemáticamente asociado con la aplicación de los programas y reformas exigidos por el Fondo y que condicionan la entrega de los tramos sucesivos del crédito a otorgar.  (...)

¿Cuáles son los antecedentes de esta situación?

Jorge Schvarzer y Jorge Sábato, en un notable ensayo[1], identifican como un factor decisivo entre las causas de la crónica inestabilidad política argentina las características de su clase dominante, dada su pretensión de aplicar un modelo inviable de desarrollo económico que desemboca, de manera sistemática, en este tipo de crisis.

 Es decir que, más allá del contexto local e internacional y de las coyunturas particulares, estas crisis tienden a ser autogeneradas por la propia clase dominante local.

 Las características de esta clase son hoy particularmente reconocibles: su tendencia a privilegiar la obtención de rentas de corto plazo en lugar de vincular sus beneficios con inversiones productivas de largo plazo; la diversificación de sus inversiones en diferentes sectores (“poner los huevos en diferentes canastas”) de modo de minimizar los riesgos, aún cuando en ocasiones esto desemboque en comportamientos contradictorios; la búsqueda de control o colonización de áreas del Estado de modo de realizar sus intereses a través de las políticas públicas, entre otras.  (...)

¿Estos comportamientos se verifican en el gobierno actual?

Tal vez lo nuevo del gobierno actual en relación con este aspecto tradicional, es que en la mayoría de las instancias de gestión, y sobre todo en el área económica, se ha incorporado a empresarios, directivos o funcionarios que acreditan trayectoria en grandes empresas privadas. 

Esto es observable en Energía, Transporte, Finanzas, Hacienda, Producción, Agroindustria, así como en otros ministerios, como  Cultura -gestionada por un funcionario con trayectoria en editoriales privadas-; Desarrollo Social y Medio Ambiente, donde varios programas son gestionados por ONGs tradicionales de perfil “asistencialista” y con proempresariales respectivamente.  (...)

Algunos de los problemas suscitados en estas áreas proveen algunos ejemplos que parecen casi de caricatura, como la renuncia de un funcionario del Ministerio de Energía que provenía de la empresa Exxon, en desacuerdo con la estrategia aplicada por el Ministro del área, con trayectoria en la empresa Shell.   (...)

El problema suscitado por esta incorporación directa de empresarios o directivos de empresa es transformar la gestión estatal en una arena de competencia oligopólica entre empresas, un fenómeno bastante alejado de lo que supone una administración racional del Estado.   (...)

Nada indica que los créditos que provengan del FMI no alimenten la fuga de capitales.  (...)

¿La crisis actual muestra diferencias con las anteriores, cuáles?

Entre los cambios registrados entre 2003 y 2015, se destaca la recomposición del centro de la estratificación social. Más allá de la persistencia, aunque atenuada, de la desigualdad entre la cúspide y la base de la pirámide, ya no se observa un quiebre en las clases medias sino una mayor homogeneización y una convergencia de ingresos entre diversos estratos sociales.

Por eso, la diferencia de la crisis actual es que enfrenta a una sociedad fortalecida luego de una mejora continua de los ingresos y la atenuación de las desigualdades. Esto es el resultado tanto del crecimiento económico como de la redistribución progresiva de los ingresos en los últimos tres lustros. (...)

Volviendo a las comparaciones entre crisis, lo que queremos  contrastar sobre todo son las respuestas de la sociedad. En 2001, el colapso institucional fue precedido por una intensa movilización social, promovida por los movimientos sociales surgidos algunos bajo la dictadura, como los de derechos humanos, y varios como respuesta al régimen neoliberal de los ’90, como los de los desocupados, trabajadores de empresas recuperadas, participantes de asambleas barriales, miembros de clubes de trueque y una infinidad de grupos que encontraban en la protesta en la calle una forma de manifestación de sus demandas. Visto este fenómeno en perspectiva, era el de una sociedad devastada por una década de neoliberalismo al que respondió a través de estos canales de movilización social.

La sociedad actual encuentra otro punto de partida. La sociedad argentina contemporánea ha recompuesto en el pasado reciente el centro de su estratificación. El predominio de clases medias asalariadas y de clase obrera en los conflictos laborales ofrece una homogeneidad de acción notable, orientada sobre todo por la dinámica organizativa de los sindicatos. 

A esta dinámica se agrega la de numerosos movimientos sociales, entre los que se destacan los vinculados con la economía popular, que buscan la confluencia incluso organizativa con los sindicatos. La elevada participación de los salarios en el ingreso es un índice clave del carácter de clase de las luchas actuales, que se realizan en torno a la puja distributiva.

¿Las respuestas de la sociedad han variado respecto de situaciones críticas del pasado? 

En términos comparativos, la sociedad argentina actual muestra poderosos diques de contención y defensa frente a las políticas de profundización del ajuste implementadas por el gobierno, a las que intenta agregar el respaldo del Fondo Monetario Internacional, pero que están ampliamente desacreditadas por la experiencia histórica y por varias corrientes sociopolíticas presentes en el contexto internacional, que objetan o rechazan abiertamente las estrategias del capital financiero. 

Si la sociedad argentina pudo recomponerse luego de una larga década de neoliberalismo, y esa experiencia ha sido tan reciente que cabe suponer un incremento de capacidad en términos de organización y aprendizaje colectivo, ¿cómo podría el gobierno seguir profundizando el ajuste económico para aplicar un modelo socialmente inviable?"              (Héctor Palomino  . Profesor de Relaciones del Trabajo en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, Sin Permiso, 17/05/18)

“Roma abre las puertas a los modernos bárbaros”, brama el Financial Times... resuena de fondo la tragedia griega de Syriza... Vuelve la urgencia, vuelve la prisa, vuelve el ansia a Europa. Italia, sacrílega, será probablemente castigada...

"Se está escribiendo la Historia en el laboratorio Italia, sí, y da pavor a quienes consideran que no hay nada que escribir, porque ya todo está escrito o porque son otros quienes la escriben.  (...)

“Roma abre las puertas a los modernos bárbaros”, brama el Financial Times. Kurt Volker, enviado especial de Trump para Ucrania, amenaza a Italia con que sufrirá graves consecuencias si levanta las sanciones a Rusia. Berlusconi que anunció una genial “abstención benévola” hacia este gobierno, ruega a Salvini “que vuelva a casa (la coalición de centroderecha)”. 

La Bolsa italiana sufre pérdidas; la prima de riesgo aumenta. En todas estas voces, resuena de fondo la tragedia griega de Syriza, y aún más jondo, aquel presagio infausto de Jonás: “Dentro de cuarenta días, Nínive será destruida”. Vuelve la urgencia, vuelve la prisa, vuelve el ansia a Europa. Italia, sacrílega, será probablemente castigada.

 Algo jamás visto ni oído ha sucedido en el Belpaese. El mayor terremoto político tras el Brexit, según el Financial Times. Ha sido tal el derrumbe en las últimas elecciones de los viejos partidos (Partido Democratico, Forza Italia de Berlusconi, la siniestra sinistra) que, ni siquiera a través del genial oxímoron de un “gobierno neutral” del presidente de la República, ha habido modo de evitar el pacto de gobierno entre la Liga y el Movimiento 5 Estrellas.

 Dos populismos “dispares, heterogéneos y paradójicos” según Emmanuel Macron, pero que, en sustancia, se encuentran de acuerdo en un programa diáfano de extrema derecha en materia de seguridad y fisco. Así definía la situación Steve Bannon, exideólogo de Trump poco después de las elecciones: “Italia es el centro de la revuelta mundial nacionalpopulista que ha colocado en el centro a los individuos, la clase media, a la que se ha privado de trabajo y bienestar debido a dos factores convergentes: el comercio libre y los migrantes”.

 Con todo, en este contrato hay también una apuesta por la soberanía alimentaria y un oposición a la política agrícola común, se defienden las excelencias del Made in Italy, el agua pública, la economía verde y circular, la escuela y sanidad públicas, el patrimonio cultural como riqueza. Se defienden, dice Di Maio, derechos sociales que eliminó la izquierda (...)

Algo jamás visto ni oído ha sucedido en el Belpaese. Lo realmente pertinente y novedoso es que, por primera vez, en una de las grandes economías de la UE se cuestionan abiertamente dos intocables dogmas de fe políticos  –la Unión Europea y la OTAN – en los que se basa la religión neoliberal y el Dios Mercado. Dos fuerzas soberanistas se oponen a que cuestiones como la seguridad, la defensa, las migraciones o la política económica sean per secula seculorum asuntos supranacionales. 

Pedir que se revisen los tratados europeos (Pacto de Estabilidad, Fiscal Compact...) porque sofocan la economía del país; tachar de injerencias las opiniones antes recogidas de los distintos Comisarios europeos; afirmar que “es oportuno volver a evaluar nuestra presencia en las misiones [militares] internacionales bajo el perfil de su relieve efectivo en el interés nacional”; proponer “una apertura a Rusia, que no se habría de percibir como una amenaza sino como un socio económico y comercial cada vez más relevante”; o sugerir “una retirada de las sanciones impuestas a Rusia, a quien habría que rehabilitar en cuanto interlocutor estratégico a fin de resolver crisis regionales (Siria, Libia, Yemen)” equivale a renegar de esos dogmas de la UE y la OTAN, que se fundamentan en su inquebrantable unidad y su indudable univocidad.  (...)

El votante de izquierda del M5Estrellas ya no podrá refugiarse en la coartada de que el Movimiento "no es ni de izquierda ni de derecha": es patente no solo que se ha aliado con un partido de derecha nacionalista. 

Ha nacido un nuevo engendro que despierta los temores de Silvio Berlusconi: se trata del LigaMento. Con perdón por el manoseo del término, en adelante será como ver combatiendo la revisitación milenial del fascismo ortodoxo (nacionalsocialismo, xenófobo pero también social) con el vigente sacrosanto ordoliberismo globalizador supranacional. 

Al leerla en los hechos, se sabrá si este arrebato de soberanía nacional identitaria –primero, los italianos – más de la Liga que del M5E ha sido un caso de herejía, apostasía o tan solo queda en una blasfemia. 

Es más que probable que se trate de esto último: que impongan las políticas económicas al nuevo gobierno y que no hayamos asistido sino a un gran número, una bravuconería de la que saldrán ganando los ricos y que acabarán pagando como siempre los más desgraciados, o sea, los migrantes. 

Es difícil creer que algo cambie en la religión de nuestro tiempo, pero la siniestra sinistra, en lugar de ventilar con insultos facilones este experimento italiano, haría bien en no seguir entregando conceptos que fueron y han de seguir siendo suyos como el bien público o la soberanía popular. Se ve claro que siguen asustando al poder."                (Gorka Larrabeiti, CTXT, 20/05/18)

21.5.18

Jiménez Villarejo pide la dimisión de Pablo Iglesias ¿Debería haber dimitido ya, sin apelar a la votación? Sí, porque su elección hipotecaria limita su capacidad de acción y su credibilidad. No podría, por ejemplo, liderar una asamblea de la PAH

"¡Pablo Iglesias, dimisión!

La noticia de la compra por Pablo Iglesias e Irene Montero, máximos dirigentes de Podemos, de un chalé por 600.000 euros con la consiguiente hipoteca y el pago de una cuota mensual de 1.600 euros ha causado estupor e indignación, supongo que entre sus seguidores, y desde luego en la sociedad, particularmente, la votante de izquierdas.

El chalé --de 250 metros cuadrados-- está construido en una parcela de 2.000 metros cuadrados. Podrán justificarlo como quieran, pero ¿qué porcentaje de los ciudadanos tiene acceso a una propiedad inmobiliaria de esa categoría?. Dicha decisión desautoriza por completo las políticas de Podemos sobre cómo combatir la desigualdad. (...)

Los que, alguna vez, creímos que Podemos constituía una verdadera alternativa de izquierdas, fundada sobre todo en la lucha por la igualdad, hemos constatado el retroceso ideológico de dicho partido que, como tal, difícilmente podrá ejecutar su programa desde un liderazgo como el actual. Porque, durante mucho tiempo, padecerá una seria falta de credibilidad.

 Por ejemplo, cómo harán frente a las políticas de vivienda desde este presupuesto programático: "La burbuja en los precios de los alquileres de las principales capitales requiere de medidas que garanticen el derecho a una vivienda digna". La más alta dirección del partido ya lo tiene resuelto. (...)

Podemos, por coherencia con sus presupuestos idelógicos, necesita ya una dirección renovada."                    (Carlos Jiménez VillarejoCrónica global, 19/05/18)

"Iglesias y Montero ponen sus cargos a disposición de las bases tras la polémica por la compra de su vivienda.

Pablo Iglesias e Irene Montero han anunciado que dejarán que sus bases decidan sobre sus cargos en la formación morada, después de la polémica creada tras conocerse la compra de su vivienda con una hipoteca de 540.000 euros

 Ambos dirigentes han explicado que su "credibilidad" está siendo cuestionada por lo que deben hacer una consulta para que sean los inscritos del partido los que decidan si deben seguir al frente del partido.

De esta forma, ambos dirigentes han anunciado que preguntarán a sus bases que decidan si la compra de su vivienda "invalida" que Iglesias siga siendo secretario general del partido y Montero portavoz en el Congreso. "Si creen que debemos dimitir, dimitiremos", han afirmado. Además de dejar los cargos, aseguran que dejarían sus actas de diputados.  (...)"             (Beatriz Asuar, Público. 19/05/18)


"El 'palo' de El Gran Wyoming a Iglesias y Montero por la consulta sobre su 'casoplón'.

 "No es muy habitual que dos dirigentes políticos pongan a disposición de los militantes sus cargos. Pero tampoco es muy habitual que una consulta a las bases, un mecanismo de participación para orientar decisiones políticas, se dedique para solucionar un asunto personal.

Dimitir es un acto de responsabilidad individual. Y no son las bases de Podemos quienes tienen que decidir si la compra de ese chalet es coherente o no". (...)

"Parece evidente que hay una cierta contradicción entre las palabras del político del pasado y los actos del actual", ha afirmado Wyoming, quien ha recordado extractos de discursos de Iglesias en los que decía cosas como "me ofenden sus sueldos, sus privilegios, sus mansiones y por ser presidente no se cambia de casa ni se pone un sueldo de escándalo". (...)"              (Huff Post, 22/05/18)


"La hipoteca de Montero e Iglesias incomoda a los movimientos por la vivienda digna.

La noticia de que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz del grupo parlamentario, y pareja del primero, Irene Montero, han adquirido un chalet por más de 600.000 euros (con una hipoteca de 540.000) pertenece a la esfera de su vida personal. 

Pero como representantes de una fuerza política que ha querido hacer bandera de la transparencia y del ejemplo, este acto privado ha entrado en la conversación pública y también en los debates de las organizaciones por una vivienda digna.

La operación ha generado una evidente incomodidad en este movimiento, y no ha habido pronunciamientos oficiales al respecto. (...)

El debate se ha generado en un momento en el que se están produciendo problemas de acceso a la vivienda, con alquileres desbocados en ciudades como Madrid a Barcelona, y con subidas de precios de compra generalizadas también. (...)

La aproximación política al problema de la Vivienda de Unidos Podemos está muy centrada en la necesidad de fomentar un parque de vivienda social para alquilar y en que incluso comunidades y ayuntamientos puedan limitar los precios en casos de emergencia social, como se refleja en una de las proposiciones de ley presentadas sobre la materia.

Aunque reconoce este papel de la formación a la hora de llevar al debate parlamentario buena parte de las medidas defendidas por los sindicatos de inquilinos, el antropólogo y experto en vivienda Jaime Palomera se muestra crítico, sobre todo, con el mensaje que se puede estar dando ahora de que pagar un alquiler es tirar el dinero.

Palomera opina que "no se debe de llevar el debate al terreno ético o moral, sino a qué significa en el momento actual que figuras políticas de referencia planteen que la solución a la vivienda pasa por una hipoteca". 

Pone también el acento en el hecho de que "en este momento centenares de miles de personas, muchas de la misma edad de Pablo e Irene, tienen una gran dificultad para acceder a la vivienda, se encuentran asfixiadas, o son directamente expulsadas. Hay que pensar en el relato público".

En cuanto al hecho de que se haya dado a conocer que se ha pedido un préstamo de 540.000 euros, Palomera recalca que pese a que "todas las políticas públicas se han diseñado para penalizar el alquiler" el modelo hipotecario se ha manifestado como "fallido". "Muchos de los que llegaban a la PAH habían firmado su hipoteca pensando que era lo mejor para su economía", recuerda.  (...)

Abunda en estas ideas el sociólogo Javier Gil, también especializado en temas de vivienda: "Se trata de soluciones individuales a problemas colectivos, que solo se pueden permitir algunos privilegiados". El verdadero problema, añade, es que no exista un mercado de alquiler "digno, estable y asequible" para la población, y que la vivienda en propiedad y el endeudamiento "sea la única posibilidad para establecer proyectos de futuro y de familia".

Al respecto, fuentes de la formación que dirige Pablo Iglesias matizan que "Podemos sigue defendiendo la dignidad y el derecho a la vivienda como lo ha hecho siempre" y aseguran que son "perfectamente conscientes" de que el acceso a la vivienda es un problema para la gran mayoría de los madrileños. 

"La gentrificación y la burbuja inmobiliaria, también del alquiler, son cuestiones gravísimas que afectan a nuestras ciudades y de las que no nos olvidamos".
Para Gil, la compra del chalet "no ayuda a las personas que pensamos que la solución a la crisis habitacional pasa por soluciones colectivas que permitan el acceso a una vivienda digna al conjunto de la población".

Cree que su decisión se presenta como una derrota política, "porque da a entender que la única alternativa es el sálvese quien pueda: si te lo puedes permitir, endéudate y cómprate una casa".

Aún así, admite que la opción de compra "no es solo propia de Iglesias y Montero, y las pocas personas que se lo pueden permitir están optando por la vía de la hipoteca ante los abusos de los alquileres".  (...)

La arquitecta y profesora asociada del Departamento de Urbanística y Ordenación del Territorio (ETSAM, UPM) Raquel Rodríguez no está de acuerdo con el tamaño de la polémica. "Esto se está yendo un poco de madre y está al límite del acoso. Forma parte de su ámbito privado".

 Sobre si la operación colisiona con lo que las organizaciones por la vivienda digna defienden afirma: "No lo veo así...En realidad objetivamente es una pareja que se busca la vida para adquirir una vivienda en el mercado libre".  (...)

Sí reconoce Rodríguez, en referencia a mensajes pasados en los que Iglesias arremetía contra los políticos que gastaban cantidades similares en inmuebles o contra los que vivían "lejos de la la gente" que "el punto crítico está en la coherencia de esto respecto a lo que han dicho". Para esta docente "ahí puede que tengan razón" Pero añade: "El que no afronte contradicciones en su vida que tire la primera piedra...".

En medio de esta tormenta, fuentes de Podemos matizan las informaciones que se han ido publicando: "Irene y Pablo no se van ni siquiera a una urbanización, se van a una casa de campo a un pueblo de la sierra, para estar a 40km de Madrid y evitar el acoso al que se enfrentan cada día.

 Hay fotógrafos pagados por Eduardo Inda persiguiéndoles a una prueba médica al hospital, al parque donde sacan sus perros, al supermercado o a hacer la compra. La privacidad e intimidad no deberían ser un privilegio, pero las cloacas no respetan".

La formación morada concluye: "A los políticos se les debe juzgar por cómo gestionan el dinero público, no el privado". En ese sentido, afirman que "en Podemos lo tenemos claro: defendemos una regularización de los alquileres para evitar los precios abusivos; acabar con los desahucios sin alternativa habitacional y recuperar y ampliar urgentemente el parque público de vivienda"."       (Marina Estévez, eldiario.es,18/05/18)


"(...) El manejo de la comunicación y el marketing político son y han sido la clave de Podemos. 

La construcción del lenguaje y de mensajes novedosos ayudaron a poner en marcha un proyecto creado por un grupo de profesores universitarios ahora completamente dinamitado. 

La casta, la trama, la vieja política, el bloque monárquico, el régimen del 78... Unos términos que permitieron traducir el conflicto social al cauce institucional, situando el listón lo más alto posible.

La compra del chalet de 660.000 euros con su pareja y portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, Irene Montero, ha hecho estallar una crisis cuya envergadura para el partido aún nadie se atreve a cuantificar. El líder de Podemos se ha metido de cabeza en el campo simbólico que él mismo se encargó de construir.

"La idea es no parecernos a la casta, es no ser como ellos porque vinimos a desalojarlos a ellos después de que hubieran estado desahuciando por miles a nuestra gente, es no vivir como ellos, es parecernos al pueblo que nos eligió y al que seguimos siendo leales", dijo este viernes en un duro comunicado el alcalde de Cádiz, José María González, 'Kichi'. Los círculos, los foros del partido en internet (Plaza Podemos) y las redes sociales se han llenado de reproches hacia sus dirigentes."              (Diego Molpeceres, Vox Populi, 19/05/18)


"(...) en esta ocasión nada parece indicar que se haya hecho un balance de daños ni preparado un argumentario, ya no para cambiar el sentido de los golpes, sino simplemente para suavizarlos.

El comunicado conjunto de Iglesias y Montero da buena cuenta de ello, aun dejando de lado el argumento de la herencia, mecanismo de reproducción social por excelencia. El mito reaccionario del "todos los políticos son iguales" o el "bienvenidos a la casta" que todos sus rivales parecen celebrar, desde quienes todavía se etiquetan como socialdemócratas como desde el nacionalismo, ya sea español o de las burguesías periféricas.

El chalé ya se ha convertido en arma arrojadiza de sus principales rivales políticos, como era de esperar, incluso de aquellos que se manifiestan en la calle con los jubilados mientras pagan un plan de pensiones privado.

Las críticas incluso son cada vez menos veladas dentro de Podemos, tanto a la derecha de Iglesias como a su izquierda. Los primeros toman la revancha tras haber sido caricaturizados en Vistalegre II como los representantes del "Podemos de Pozuelo" que se enfrentaba al "Podemos de Vallecas". Pequeñoburgueses contra obreros.

 Una batalla que, como la estrategia fundacional de Podemos se centró en el simbolismo, en una seña identidad de mimetismo con las mayorías sociales más castigadas por la crisis y navegando en el pecado original, como el de la limitación salarial a tres sueldos mínimos, que ahora cae en saco roto y se revela en contra de sus promotores.

A la izquierda del líder de la formación son todavía más públicas y gruesas las críticas. El alcalde de Cádiz y cara visible del sector Anticapitalistas, José María González 'Kichi' ha sido contundente: "Ni he pensado (en irme) ni quiero dejar de vivir ni criar a mis hijos en un piso de currante en el barrio gaditano de La Viña.

La idea es no parecernos a la casta, es no ser como ellos porque vinimos a desalojarlos a ellos después de que hubieran estado desahuciando por miles a nuestra gente, es no vivir como ellos, es parecernos al pueblo que nos eligió y al que seguimos siendo leales", aseguraba este viernes a través de un comunicado.

Por si quedase alguna duda de sus intenciones, añadía: "El código ético de Podemos no es una formalidad, sino el compromiso de vivir como la gente corriente para poder representarla en las instituciones y supone renunciar a privilegios como el exceso de sueldo".

Lo cierto es que Iglesias edificó su proyección política, primero, sobre el mito de la austeridad y, después, sobre el mito del obrerismo. De aquellos que tenían los dientes torcidos por no haber disfrutado de una ortodoncia durante su infancia, que sin embargo sí podían asumir los dirigentes de la formación criados en lugares como Pozuelo, municipio madrileño con una elevada renta per cápita. Iglesias no es Mujica, pero tampoco es un jornalero convertido en diputado de Unidos Podemos como Diego Cañamero

La estrategia del 'blitz' de Podemos y la de Iglesias en la asamblea de Vistalegre II se construyó, pues, sobre una estética y una retórica que ahora se le vuelve en contra. La decisión que ahora pone en tela de juicio toda la estrategia del partido desde su fundación es personal y privada, pero ha sido tomada por sus dos principales referentes, el secretario general incluso apareció con su cara plasmada en la papeleta electoral porque se le reconocía más que a la propia marca.

 Pablo Iglesias es Podemos, aunque no es de extrañar que exija privacidad, por ejemplo, frente a los 'paparazzi' contratados por un medio que lo persiguen 24 horas al día durante los siete días de la semana. No es el único dirigente de la formación que ha asumido sacrificios personales para sacar adelante un proyecto colectivo.

A su derecha y a su izquierda en el partido se afilan los cuchillos ante el creciente y no del todo desactivado rumor de que Iglesias pueda dar un paso al lado como candidato a las generales de 2020 para que sea una mujer, joven, quien tome el relevo. 

Carolina Bescansa lo vio o lo intuyó y se lanzó, de forma burda y precipitada. Otros ya toman posiciones. El incendio sigue propagándose, dentro y fuera de Podemos, visibilizándose una falta de reacción de rápido y de la frescura de antaño con la que se volteaban este tipo de debates. (...) Se abre una nueva etapa."               (Iván Gil, El Confidencial, 19/05/18)

El M5S y la Liga cierran un pacto que incluye una renta “de ciudadanía” de 780 euros al mes

"El Movimiento 5 Estrellas (M5S) y la Liga han cerrado ya un contrato de Gobierno definitivo. 

Un documento sin precedentes en Europa basado en dos programas electorales de corte antiestablishment, soberanista y euroescéptico. 58 páginas y 38 puntos clave que van desde la expulsión de inmigrantes irregulares a la bajada de impuestos radical con una suerte tarifa plana de IRPF, la introducción de una renta básica de ciudadanía de 780 euros mensuales (medida estrella del M5S), pasando por subvenciones para guarderías solo para familias italianas y la voluntad de regresar a la Unión Europea pre Maastricht. Un cóctel que ha despertado la inquietud de los mercados y ha disparado la prima de riesgo hasta 160 puntos, el doble que la española.  (...)

Y las entrañas de dicho acuerdo forman un entramado ideológico claramente inclinado hacia las ideas de la Liga. Finalmente, se aprueba la instauración de la llamada flat tax, un sistema impositivo único de IRPF, que se fijará entre el 15% y el 20% para las familias y en el 15% para las empresas.

 Para evitar transgredir el orden constitucional italiano, se introducen una serie de desgravaciones fiscales que le otorgan cierta progresividad. Además, se pide renegociar la contribución italiana al presupuesto europeo y algunos tratados como el Dublín. Algo que puede resumirse en la voluntad explícita de la nueva coalición de volver a la Unión Europea precedente a la firma del Tratado de Maastricht.

En el apartado de inmigración, Matteo Salvini también se ha impuesto claramente y el acuerdo habla de la expulsión de 500.000 inmigrantes irregulares, de terminar con el “negocio de la inmigración” —en una referencia explícita a las ONG que trabajan en el Mediterráneo— y la elaboración de un censo de todos los imanes que predican en Italia.

El acuerdo, que asegura la permanencia de Italia en la OTAN, pero se fija como objetivo una apertura comercial y militar a Rusia, será votado durante todo el día de hoy por los militantes inscritos en la plataforma Rousseau, el opaco sistema de participación en Red que utiliza el Movimiento 5 Estrellas para aprobar sus decisiones. 

Un artefacto que, sin embargo, restringe enormemente el acceso de sus participantes (en la elección de Di Maio como candidato participaron 38.000 personas). La Liga hara lo propio con urnas repartidas por toda Italia.(...)"      (Vicente Verdú, 18/05/18)


"La Liga impone su sesgo radical ideológico en el acuerdo de gobierno italiano. 

La última versión rebaja notablemente las amenazas contra la UE, pero mantiene la tarifa plana de IRPF, la renta de ciudadanía y las deportaciones de inmigrantes

 (...) borradores después, decenas de globos sondas, una prima de riesgo disparada y el desplome en bolsa del Banco Monte Dei Paschi di Siena, el documento que certifica el acuerdo de gobierno entre La Liga y el Movimiento 5 Estrellas (M5S) —y que deberán ratificar las bases— solo espera la firma de los líderes de ambas formaciones. 

Es una versión bastante diluida respecto a sus redacciones precedentes. Se han caído las amenazas de crear un mecanismo para salir del euro, la descabellada petición de condonar 250.000 millones de deuda italiana al BCE o la idea de regresar a la Europa previa al Tratado de Maastricht

 Pero prevalece el aire de sospecha hacia la UE y medidas fiscales radicales. Un acuerdo cerrado entre hombres en una mesa sin una sola mujer y donde escasean también las cifras y la base financiera para ejecutarlo. Algunas fuentes elevan su coste en una cifra que superaría los 65.000 millones de euros. Un torpedo contra una economía a la cola de crecimiento en la zona euro y cuya deuda supone hoy el 130% del PIB.

Renta de ciudadanía.

La propuesta estrella del M5S -casi 11 millones de votantes- ha quedado convertida en una confusa iniciativa que no arrancaría antes de 2020 y que se parece más a un subsidio por desempleo que a una renta universal. Inicialmente, el M5S había calculado que costaría unos 17.000 millones anuales, aunque algunos expertos cifraban esa cantidad en casi el doble. En la última versión del programa, sin embargo, solo se habla de 2.000 millones de euros.

El motivo es que la propuesta ha quedado limitada a dos años en los que el beneficiario —identificado a través del cálculo de sus ingresos y patrimonio— deberá aceptar, al menos, una de las tres ofertas de trabajo que reciba una vez se inscriba en un centro de empleo (si es que las recibe). La única diferencia con el subsidio de paro —que ya existe— es que se percibe por el mero hecho de ser ciudadano, y no de haber acumulado un tiempo determinado de contribución a la Seguridad Social.

 La medida no entrará en vigor hasta que se reformen las agencias de empleo regionales, un proyecto que correrá a cargo de fondos europeos y que no entrará en funcionamiento hasta dentro de, al menos, dos años.

Fin de las sanciones a Rusia.

Matteo Salvini y Luigi Di Maio, líderes de La Liga y el M5S, respectivamente, aseguran que Italia seguirá dentro de la OTAN con EE UU como aliado privilegiado. Pero con “una apertura a Rusia, que debe percibirse no como una amenaza sino como un socio económico y comercial cada vez más relevante”. “Es oportuno el levantamiento de las sanciones comerciales [La Liga cifra el daño a Italia en 5.000 millones de euros] y su rehabilitación como interlocutor estratégico para la resolución de crisis como Siria, Libia o Yemen”, afirma. [APARTADO]

Eurofobia de baja intensidad.

Las incendiarias medidas previstas en anteriores borradores contra la UE han quedado liquidadas. Ahora el único dardo se dirige a la Comisión Europea: “El objetivo es el refuerzo del papel de los poderes del Parlamento Europeo, ya que es la única institución europea que tiene una legitimidad democrática directa. En consecuencia, debería restarse poder a los organismos que no la tienen”.

Comité político paralelo.

La explosiva relación que pueden mantener a lo largo de cinco años dos partidos como la Liga y el M5S ha llevado a incluir la creación de un organismo paralelo para dirimir sus diferencias sin dinamitar su mayoría parlamentaria. Se trata de una injerencia clara de los aparatos de los partidos en la gestión pública. Aunque algo suavizado, sigue presentando enormes dudas sobre su constitucionalidad.

La banca.

La crisis bancaria en diferido en Italia fue uno de los caballos de batalla contra el ex primer ministro Matteo Renzi. El discurso de la connivencia del Partido Democrático (PD) y del resto del supuesto establishment con las entidades financieras ha alimentado enormemente el tirón electoral de La Liga y el M5S. El documento alude al cambio de papel de los bancos rescatados, específicamente al nuevo del Monte dei Paschi di Siena (MPS): “El Estado accionista se debe a la redefinición de la misión y de los objetivos del instituto de crédito en una óptica de servicio”. El mero redactado ha hecho caer los títulos del MPS un 9% en Bolsa.

Deportaciones y ONG.

La Liga ha logrado introducir aquí varios de sus eslóganes. Empezado por la utilización del término “negocio de la inmigración” para referirse, entre otras cosas, a las ONG que operan en el Mediterráneo y a las empresas que prestan servicio para la acogida de migrantes. Para ellas, se pide revisar el sistema de ayudas. Pero, sobre todo, señala a 500.000 migrantes irregulares y a quienes se pretendería expulsar con sistemas de repatriación “más veloces”. No se dice cómo ni cuánto costaría.

Corruptores encubiertos.

La lucha contra la corrupción es una de las banderas de ambos partidos. La Liga, separada ya de Forza Italia, tiene ahora las manos más libres para explorar estas políticas. Entre las propuestas hay medidas tan exóticas como la creación de “agentes provocadores”: funcionarios que de forma encubierta ofrecerán sobornos a cargos de la Administración para comprobar su honradez.

Seguridad y autodefensa.

El acuerdo prevé el aumento del gasto en seguridad para contratar a más policiales. Además, se señala a los campamentos de gitanos de las grandes ciudades como focos de delincuencia: “Hoy 40.000 personas viven en los campos nómadas y el 60% son menores.

Es necesaria la clausura de todos esos campamentos”. Salvini ha logrado meter el “derecho a la legítima defensa” como un punto clave. Se propone eliminar incertidumbres interpretativas; en pocas palabras, saber cuándo se le puede disparar a un ladrón que entra casa."         (Daniel Verdú, El País, 19/05/18)

“Crisis nuclear” entre EEUU-Irán: ¿Qué gana China?, ¿qué pierde?

"La voluntad de China en salvar el acuerdo nuclear de Irán del sabotaje de Donald Trump, es uno de los principales motivos por  el que el propio Teherán se haya animado a permanecer en el pacto, al menos por el momento.
Irán y China están unidos por una cordial y milenaria relación, principalmente comercial. (...)

Las relaciones sino-iraníes se estrechan en 2003, fecha del inicio de las draconianas sanciones de EEUU contra la nación iraní. Hoy, China es el primer socio comercial de la RI. Miles de iraníes trabajan en las empresas chinas esparcidas por todo el país. La cooperación entre los trabajadores iraníes y los empresarios chinos ha sido bastante positiva para países.

Lo que representa Irán para China
  • Ser la pieza que une el Golfo Pérsico a Asia central, a Cáucaso, y a Europa. La posición discreta de China respecto a la guerra de Siria se debe al impacto que ha tenido sobre Irán.
  • Un socio potencial para limitar la “excesiva” influencia de EEUU en la región, y un candidato perfecto para formar una asociación estratégica en Oriente Próximo (OP).
  • Un puente de entrada en el OP, donde ha tenido escasa presencia, y así encontrar su “lugar legítimo” en una zona considerada el feudo estratégico de EEUU. El tren eléctrico que unirá la región de Xinjiang a Teherán, pasando por Kazajistán, Kirguistán, Uzbekistán y Turkmenistán, es el símbolo de este enfoque.
  • Las inmensas reservas de hidrocarburo de Irán garantizarían su seguridad energética.
  • Un gran mercado de inversión y de consumo. A pesar de votar (junto con Rusia) en favor de las sanciones propuestas por EEUU contra Irán en el Consejo de Seguridad por el programa nuclear de la RI, China utilizó la ausencia del occidente para proporcionar a Irán conocimiento tecnológico para desarrollar sus recursos energéticos; personal especializado en la construcción de túneles, presas y puentes; inversiones en las infraestructuras, como dejar 11.5 mil millones de dólares en un tren de alta velocidad, o créditos hasta 10 mil millones  a los bancos persas. Incluso ha vendido armas y tecnología militar a Teherán, eso sí, aquellas que no estaban prohibidas por las sanciones, como misiles antibuque o lanchas rápidas. En 2016 los dos países firmaron un acuerdo de cooperación militar. El presidente Xi Jinping en su visita a Irán en 2016 firmó 17 acuerdos, que, tratándose de este gigante, siempre son megacontratos.
Implicaciones positivas

Por suerte para Teherán, la salida del acuerdo nuclear de EEUU tuvo lugar después de que Trump declarase la “guerra comercial” a China, provocando el enfado del Sr. Xi, propiciando una alianza de facto entre los dos países castigados por el Madman. Ahora bien:
  • China se libera de la presión militar ejercida por la “Doctrina Obama” de Regreso Asia Pacífico, ya que Trump se centra, como Bush, en el Oriente Próximo (OP).
  • Vuelve a Irán más dependiente que nunca a China, que así poder jugar esta carta en sus negociaciones con EEUU. Es curioso que la RI no ve ninguna inconveniencia en esta dependencia, y no es precisamente por su simpatía hacia el socialismo.
  • Podrá ocupar el lugar de compañías que ya están barajando salir de Irán, como el de la petrolera francesa Total, que había firmado un acuerdo por 5.000 millones de dólares para desarrollar el campo de Pars Gas en el Golfo Pérsico.
  • Aumentar las transacciones con Irán el yuan en vez de en dólar o euro.
  • Pedir a Irán un descuento en los precios de su petróleo.
  • Disfrutar del sufrimiento de India, y no sólo por el incremento en el precio del hidrocarburo, que irá acompañado por una caída de rupia, sino también porque las sanciones de EEUU van a paralizar las inversiones indias en el puerto de Chabahar, en el Golfo Pérsico. Este enclave, que iba a ser la conexión de la India con las rutas comerciales de Afganistán y Asia Central, sin pasar por Pakistán, y un contrapeso al puerto pakistaní de Gwadar bajo el control de China, ahora puede ser un objeto de deseo de Beijín, que fantasea además con potenciar su fuerza naval en el Océano Índico, con el respaldo de Teherán.
China sigue utilizando la “acupuntura” contra los “ataques quirúrgicos” de los cowboys americanos.

Implicaciones negativas
  • Las tensiones militares en la zona, entre EEUU, Irán, Arabia e Israel pueden golpear duramente el proyecto de la Nueva Ruta de la Seda, lanzada en 2013 para incluir en su esfera económica a países que se quedaban fuera de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) cuya misión es mantener a EEUU fuera de la Asia continental.
  • Las sanciones de Trump influirán sobre la estructura energética de Eurasia, y pueden disuadir a China, y forzándole a elegir entre Irán y EEUU. La segunda mayor economía del mundo, al importar 633.000 barriles a diario de Irán, es el principal comprador de crudo persa.
  • El aumento del precio de petróleo condicionará su crecimiento económico del 6,7%.
  • Trump podría obligar al Reino de Arabia a dejar de vender el petróleo a China.
  • Las compañías chinas pueden ser multadas por EEUU, quien acaba de privar durante siete años a la empresa de telecomunicaciones ZTE de comprar componentes “made in USA” por violar las sanciones impuestas a Irán.
  • Abandonar la idea de formar una asociación estratégica con Irán, por el temor a complicar las relaciones con Arabia e Israel. En 2017, Pekín rechazó el ingreso de Irán en la OCS.
China tiene la posibilidad de eludir las sanciones de EEUU: ofrecer a Irán financiamiento a través del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura: trasladar la mercancía en el mismo mar “de barco a barco”, hacer trueque, o mediante la fórmula de “transferencia privada”, entre otras.

La cuestión ahora no es qué le ofrecerá Trump a China a cambio de que abandone a Irán, sino qué pedirá el presidente Xi a su homólogo, o ha pasado por su mente hacerlo."                 (Nazanín Armanian, Público, 18/05/18)

Primer embargo judicial por un préstamo universitario en España

"Una joven que solicitó un crédito de 18.000 euros para pagar sus estudios de máster va a ser embargada por un juzgado de Madrid, porque no ha devuelto el dinero en el plazo convenido, según ha denunciado la Asociación de Afectados por el Préstamo Renta Universidad.

 Se trata, asegura la entidad, del primer embargo judicial por este tipo de préstamos que concedió el Ministerio de Educación entre los años 2007 y 2011, a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO), y que han sido muy cuestionados por los problemas que luego acarrearon a sus solicitantes.

"El ministerio creó, en tiempos de Zapatero, un sistema de préstamos ligados a la obtención de una renta futura, es decir, un sistema por el que los titulados universitarios solo estarían obligados a devolver el dinero cuando tuvieran ingresos suficientes, en concreto una renta anual de 22.000 euros", explican fuentes de la asociación. Es un modelo muy similar al que funciona desde hace años en países como el Reino Unido. 

"Sin embargo, en convocatorias sucesivas el ministerio eliminó este umbral de devolución sin informar del cambio de naturaleza de los préstamos y los bancos colaboradores comenzaron a reclamar a miles de jóvenes la devolución del dinero y el cobro de comisiones e intereses de demora, e incluso les están incorporando en ficheros de morosidad", añade el colectivo de afectados. 

El ultimátum de las entidades bancarias, que en el 2013 exigían una media de 300 euros mensuales a sus deudores, llegó justo en plena crisis, cuando muchos de aquellos jóvenes tenían serios problemas para encontrar un empleo. El ministerio, que eliminó estas ayudas nada más llegar José Ignacio Wert, trató de negociar prórrogas, pero estas fueron insuficientes.

Sin que la afectada lo supiera

El juzgado de primera instancia número 60 de Madrid dictó el año pasado una orden general de ejecución por una cantidad de 18.000 euros contra una joven que recibió un préstamo Renta Universidad, que es como se llamó este sistema de financiación estudiantil. Según el fallo, más de 4.000 euros son en concepto de interés y costas.

"El procedimiento judicial se ha desarrollado sin el conocimiento de la afectada, ya que el Ministerio de Educación no avisó en ningún momento de la existencia de esta reclamación judicial y el banco no pidió al Ministerio el domicilio de la prestataria a efectos de notificaciones". La joven se ha enterado del procedimiento al comprobar que el dinero le había sido embargado de su cuenta bancaria.  (...)"                    (María Jesús Ibáñez, El Periódico, 15/05/18)


"Miles de titulados superiores, "condenados a la exclusión" por un préstamo trampa.

Unos 5.000 jóvenes españoles siguen atrapados en la telaraña de los préstamos universitarios que impulsó el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero entre 2007 y 2011, según denuncia la Asociación de Afectados por el Préstamo Renta. Fueron cuatro convocatorias del Ministerio de Educación financiadas por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) para que aquellos jóvenes que quisieran estudiar un máster o un doctorado no se vieran privados de ello por motivos económicos. Las condiciones fueron haciéndose más estrictas a cada nuevo año, convirtiendo el préstamo público en un simple crédito bancario maquillado.

Ahora, muchos de esos estudiantes, todos titulados superiores que aspiraban a formar parte de la élite económica del país, los futuros ingenieros, cirujanos e investigadores, se ven incapaces de devolver el dinero porque no tienen trabajo o lo tienen en condiciones muy precarias.

La primera convocatoria del Préstamo Renta Universidad (PRU) en 2007 ofrecía unas condiciones fantásticas: interés al 0% y ninguna obligación de pagar hasta que la renta anual no superase los 22.000 euros. Si en 15 años no se alcanzaba ese sueldo, prescribía la deuda. 

Ese año, todavía en la cresta de la ola económica, nadie pensaba que un titulado superior no fuese a cobrar 22.000 euros en un margen de 15 años. El paro entre los menores de 25 años era entonces del 18%. Pero llegó el batacazo en 2008 y lo que parecía imposible ocurrió. El desempleo juvenil escaló y el de los adultos con estudios terciarios (FP de grado superior y universidad) se extendió como una mancha de aceite.

"Es cierto que en cada convocatoria las condiciones fueron endureciéndose", explica Miguel Ángel Llamas, portavoz y abogado de la Asociación de Afectados por el Préstamo Renta. "Pero todos los estudiantes pensaban que contrataban préstamos del Ministerio de Educación concedidos por el Instituto de Crédito Oficial, no de entidades bancarias". 

Banco Santander estuvo detrás del 80% de los préstamos renta concedidos en esos cuatro años. Unicaja, Caixabank, Cajamar y otras entidades se repartieron el resto.

Los afectados denuncian que, en estos últimos años, todas las entidades han estado reclamando a miles de jóvenes la devolución del dinero y el cobro de comisiones e intereses de demora, e incluso les están incorporando en ficheros de morosidad, lo que les impide acceder a ninguna fuente de financiación para desarrollar sus negocios o proyectos vitales. (...)

"No puedo con mi cuerpo de tanto estrés acumulado, me está mermando la salud. El banco me ha enviado cartas, he recibido llamadas, me presionan para que pague y me da miedo que me metan en una lista de morosos. Te hacen sentir culpable, como si hubieras hecho algo mal al pedir ese préstamo", confiesa Laura, doctora en psicología. Ella pidió el máximo posible, 28.800 euros en el año 2009 para pagar un máster y una tesis doctoral. 

Sigue adeudando esa cantidad y vive en casa de sus padres de manera precaria, con trabajo pero con apenas dos ingresos al año de una universidad para la que ejerce de profesora. Se reconoce agotada de que el banco, en este caso el Santander, la persiga.

 "Mi madre padece Alzheimer y a mi padre acaban de diagnosticarle un cáncer de próstata. Me paso las noches sin poder dormir, preocupada porque soy yo la que debería estar ayudando a mis padres, y no ellos a mí", relata.

"Que el banco me lleve ante un juez y me pida que les devuelva el dinero, porque no lo voy a hacer. Mi deuda es con el Ministerio de Educación", afirma Santiago, máster en Arqueología por la University College de Londres y con 14.000 euros pendientes del PRU. En 2011 pidió 22.000 euros. "Me dijeron que hiciera el máster, que al volver tendría trabajo seguro. Me siento engañado". 

Santiago ha ido saltando de proyecto en proyecto entre ayuntamientos y museos. Logró encadenar cinco meses de contrato laboral del que solo cobró tres, aunque el contrato en principio era para cuatro años. Su único trabajo estable ha sido un curso de profesor en una universidad de Ecuador. (...)

"Este préstamo es una condena a la exclusión de estas personas en el futuro, porque no hay salida y el ministerio no escucha. Se trata de la generación más golpeada por la crisis, la que ahora tiene algo más de 30 años y que se ha visto sin un proyecto de vida, sin trabajo estable y ahora con una deuda que no saben si van a poder pagar algún día", lamentan desde la asociación de afectados."           (David Brunat, El Confidencial, 18/05/18)

18.5.18

Acuerdo de gobierno en italia: un mecanismo para salir del euro, la renegociación de los tratados europeos y la condonación de 250.000 millones de deuda en manos del Banco Central Europeo. "Con la Unión Europea habrá el máximo diálogo, pero no seremos subalternos de ningún eurócrata"

"El Movimiento Cinco Estrellas y La Liga ultiman este miércoles un acuerdo de gobierno en Italia, tras más de dos meses de bloqueo político, entre la inquietud de los mercados europeos tras filtrarse un borrador del pacto en el que se incluían medidas como un mecanismo para salir del euro, la renegociación de los tratados europeos y la condonación de 250.000 millones de deuda en manos del Banco Central Europeo.

Aunque ambos partidos han asegurado a través de un comunicado que ese documento era solo un primer esbozo y que ya ha sido "ampliamente modificado", el temor se ha instalado en la Unión Europea ante el que, de concretarse, sería el primer gobierno abiertamente euroescéptico en uno de los grandes países del club comunitario.

En cualquier caso, las negociaciones, que arrancaron hace una semana bajo la amenaza de un gobierno técnico que sacara al país del estancamiento en el que se halla sumido tras las elecciones del pasado 4 de marzo, no han concluido todavía y deben superar escollos significativos, como la elección del futuro primer ministro.

El líder de La Liga, Matteo Salvini, ha señalado en un vídeo colgado en sus redes sociales que "sería de locos abandonar en el momento de la verdad", y ha recalcado que no le intimidan ni las reacciones negativas de los mercados ni lo que considera ataques de los medios de comunicación: "Cuanto más nos insultan, más nos amenazan, más nos chantajean, más deseo embarcarme en este reto", ha asegurado.  (...)

La filtración de ese controvertido borrador inicial también ha agudizado las dificultades para cerrar el acuerdo, ante la avalancha de reacciones que ha suscitado entre políticos, expertos y periodistas, que critican sobre todo su "ingenuidad".

Entre las numerosas medidas incluidas en el documento de 39 páginas figuran la introducción en los tratados europeos de mecanismos "técnicos de naturaleza económica y jurídica que permitan a los Estados miembros salir de la Unión Monetaria, y recuperar así su soberanía monetaria".

En otro punto, se evoca la posibilidad de exigir al Banco Central Europeo que condone unos 250.000 millones de euros de deuda italiana adquiridos por la autoridad monetaria en su programa de compra de títulos soberanos.  

La propuesta ha elevado los tipos de interés de la deuda italiana y el coste de los seguros contra impago, incluso cuando el responsable económico de La Liga, Claudio Borghi, ha asegurado que el documento filtrado recogía "solo algunas notas" y ha aclarado que esa petición nunca ha estado en el programa de gobierno, sino que se pretende que los bonos en manos del Banco Central Europeo no se tengan en cuenta a la hora de calcular el endeudamiento del país a afectos del Pacto de Estabilidad.

Los mercados financieros, sin embargo, no han apreciado el matiz: la Bolsa de Milán se ha desplomado durante la jornada y su principal índice, el FTSE MIB, ha cerrado con una caída del 2,32 %, mientras el bono italiano a diez años subía hasta el 2,096 %. Las turbulencias han alcanzado al euro, que se ha dejado otro 0,48 % frente al dólar y se cambiaba al cierre de la sesión a 1,178 dólares.

En última instancia, la inquietud de los mercados revela el temor a que ese posible gobierno de corte euroescéptico no cumpla con los compromisos adquiridos, así como a que se dispare el gasto público ante las dificultades, reflejadas en el documento filtrado, de encontrar recursos que financien las promesas de ambos partidos durante la campaña electoral.  (...)

"Puedo entender que el acuerdo pueda asustar a un cierto 'grupo de poder' europeo", ha admitido Di Maio, quien ha dejado las cosas claras a Bruselas: "Con la Unión Europea habrá el máximo diálogo, pero no seremos subalternos de ningún eurócrata"."              (RTVE, 16/05/18)


Como alternativa a la salida del euro y para conseguir la soberanía financiera:  europeseta electrónica

Existe una descripción con mucho humor, de economía-ficción, sobre los beneficiosos efectos que se producirían si en Italia, el gobierno impusiera una moneda digital (allá por el 2020), para salir de la quiebra económica y política a la que la permanencia en el euro habría llevado al país. El objetivo se conseguiría rápidamente.

Los únicos perjudicados, los especuladores de la deuda. Ver: J. D. Alt: Europa, 2020: una ucronía iluminadora’. http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=5467  )
Los artículos de Juan José R. Calaza (Juan José Santamaría y Juan Güell) muestran con gran claridad las ventajas de una europeseta electrónica de circulación interna: 
 
Para entender la europeseta electrónica. Qué es y, sobre todo, qué no es. Enlace: http://www.farodevigo.es/opinion/2012/12/02/entender-europeseta-electronica/720458.html
Para salir de la crisis sin salir del euro: España debe emitir europesetas (electrónicas). Enlace: http://www.farodevigo.es/opinion/2011/11/27/salir-crisis-salir-euro-espana-debe-emitir-europesetas-electronicas/601154.html  
Las europesetas electrónicas, complementarias al euro, estimularán el crédito sin efectos colaterales perversos. Enlace:  http://www.rebelion.org/noticia.php?id=165815
Juan Torres insiste en que es necesario emitir una moneda complementaria al euro. Sus artículos:
 
Más información en: 'Si Grecia, España, o Andalucía emitiesen una moneda digital, respaldada por la energía solar instalada en sus tejados, alcanzarían la soberanía financiera. La de dar créditos a familias y empresas':    http://comentariosdebombero.blogspot.com.es/2014/06/si-una-autonomia-o-una-gran-ciudad.html