23.6.17

La vulnerabilidad de la economía española. La de la recuperación de los 'amiguetes'. En el 2009 teníamos una posición neta exterior negativa de 1 billón de euros... en el año 2016, una posición negativa de 0,95 billones de euros... por lo que se refiere al endeudamiento interno y externo seguimos en una burbuja financiera

"(...) Con frecuencia hablo de la vulnerabilidad de la economía española. Voy a darle contenido. 

Adelante.
 
Aparte de las incógnitas que suscitan la situación del sistema crediticio y el fuerte endeudamiento público a los que ya me he referido, en el año 2009 el país tenía una posición neta exterior que era la más negativa del mundo, salvo la de Estados Unidos que tiene la ventaja que emite un papel verde llamado dólar que tiene una gran aceptación en el resto del mundo. 

Los pasivos de los residentes del país frente al exterior ascendían a 2,3 billones de euros, a los que si se restan los activos de los residentes frente al exterior, 1,3 billones de euros, resultaba una posición neta negativa de 1 billón de euro. 

Ésa resta no tiene mucha razón de ser puesto que los acreedores y los deudores son agentes individuales que no pueden compensarse estrictamente. La cifra importante es la de los pasivos exteriores, que son compromisos de pago o derechos de los extranjeros sobre los agentes españoles. 

En el año 2016, después de tantos años, de mejora del déficit exterior y hasta de un superávit en la balanza por cuenta corriente en los últimos dos años, los pasivos exteriores se elevaban a 2,6 billones de euros, resultando una posición negativa de 0,95 billones de euros, un poco más favorable que en 2009. 

Por otro lado, a efectos de resaltar el endeudamiento general de la economía, los pasivos y activos entre los agentes económicos internos desglosados en sociedades no financieras, instituciones financieras, administraciones públicas y los hogares, alcanzaban en 2009 el volumen de 7,3 billones de euros.

 En 2016, con la recesión profunda de por medio, la quiebra de muchas empresas, la destrucción de aparato productivo, la crisis financiera , los rescates, los desahucios, los concursos de acreedores etc. ese volumen se había elevado a 7,8 billones de euros. 

Por tanto, por lo que se refiere al endeudamiento interno y externo la economía española sigue sumida en una burbuja financiera. Hay que tener en cuenta que en los últimos años han operado además algunos factores muy favorables para la economía en general y en particular para la balanza de pagos. 

Brevemente, la caída del precio del petróleo, los tipos de interés insólitamente bajos (la FED acaba de subirlos un cuartillo) y un gran tirón del sector turístico derivado en parte de la inestabilidad política que domina en algunos países competidores. Se puede haber registrado una mejora de la competitividad por la importante reducción de los salarios, pero no cabe garantizar el mantenimiento de esos hechos favorables. 

Quiero señalar por último que se pretende equiparar una tormenta tropical con la crisis económica y social que sufre el país. La tormenta pasa y a los dos días puede estar luciendo un sol radiante. Una crisis de la profundidad padecida deja unos destrozos y unas secuelas que en modo alguno permiten hablar de superación de la misma hasta que los datos esenciales de la comunidad se hayan restablecido al nivel previo de la crisis. 

Te estás refiriendo al paro…
 
Hablo del paro, de la precariedad laboral, del nivel de salarios, de la protección al paro, de la degradación de los servicios públicos esenciales, por no referirse a otros aspectos y secuelas de la crisis en derechos sociales y políticos. 

Hablar de que la crisis es cosa del pasado mientras todos sus efectos destructivos siguen vigentes es demagogia de la peor especie, que no cabe admitir. Y relaciono esto con la vulnerabilidad porque si hubiese un deterioro de la situación, provocado por las causas que fueran, el sufrimiento social tendería a agravarse a partir de una situación profundamente degradada. En fin, lo dejo aquí.(...)"                   (Entrevista a Pedro Montes. Salvador López Arnal , Rebelión, 22/06/17)

La Trama del PP: Empobrecimiento de la población. Control de los ciudadanos: Ley Mordaza. Control del Aparato Judicial. Control de la policía. Una vez empobrecidos y controlados los ciudadanos, ocupados y sometidos la Audiencia Nacional, el Supremo, el Constitucional y la Fiscalía, la única arma que parece quedar son las investigaciones que Policía y Guardia Civil van destapando...

"(...) En el caso de la destrucción institucional que está llevando a cabo –y con notable éxito– el Partido Popular, recorrer algunos pasos evidentes deslía la sensación general de que todo aquello que parecía sólido se está desmoronando de forma espontánea, fruto de una “crisis” que llegó como aparece una seta en la esquina húmeda de la casa sucia. Nada más lejos de la realidad.

A grandes trazos –no tenemos todo un libro para extendernos–, los pasos son los siguientes:
  1. Paso: Empobrecimiento de la población.
  2. Paso: Control de los ciudadanos: Ley Mordaza.
  3. Paso: Control del Aparato Judicial.
  4. Paso: Abuso de Interior y descrédito de los investigadores.
Vamos allá.

Paso 1. Empobrecimiento de la población.

 Dado que el paso está más que sabido por cualquiera que acceda a este texto, baste recordar que el empobrecimiento de la población –en este caso española–, también llamado “crisis”, se puede reducir a tres patas básicas:

Pata A: Corrupción. El robo perpetrado por partidos políticos y sus empresas afines desde el Gobierno central, los autonómicos y los locales, o sea la corrupción, supone a los españoles 90.000 millones de euros al año, según la Cámara Nacional de Mercados y Competencia (CNMC). (...)

El dinero que se han repartido entre unas y otros sale de los fondos públicos que estaban destinados a sectores como Educación, Sanidad o Asuntos sociales, precisamente los que han sufrido los mayores recortes con la “crisis”. 

La pobreza es hija directa de la corrupción y algunos ayuntamientos ya están demostrando que eliminar los procedimientos corruptos elimina también la deuda. Para ampliar el número de casos de corrupción, y mucho, entre aquí.

 Pata B: Fiscalidad. El pasado 9 de junio, el Tribunal Constitucional anuló por unanimidad la amnistía fiscal aprobada en 2012 por el Gobierno del PP, en un mazazo considerable a Mariano Rajoy y su ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (...)

La fiscalidad llevada a cabo por el PP, que castiga a las rentas del trabajo y premia las rentas del capital, empobrece y exprime a los trabajadores en lo que podríamos llamar Efecto sheriff de Nottingham, en honor del malo de Robin Hood y sus recaudaciones a los pobres, o sea a la mayoría de los ciudadanos españoles a día de hoy.

Pata C: Privatización de dinero público. El pasado viernes 16 de junio, el Banco de España hizo público un informe en el que admitía que el Estado –o sea, los ciudadanos– no va a poder recuperar al menos 60.000 de los 76.410 millones de euros en ayudas concedidas para “salvar” al sistema financiero. Los especialistas en la materia ya han denunciado que serán más. (...)

Cierto que, para completar este resumen del empobrecimiento de los ciudadanos, deberíamos detenernos también en las puertas giratorias y las conexiones de los gestores de lo público con empresas implicadas en el saqueo. Aquí está minuciosamente detallado.

Paso 2. Control de los ciudadanos: Ley Mordaza. 

La llamada Ley Mordaza, que entró en vigor el 1 de julio de 2015, supone –y así ha sido denunciado por varias organizaciones internacionales de Derechos Humanos, entre ellas Amnistía Internacional– convertir en delito algunas libertades fundamentales, como las de expresión, información o manifestación. 

Sin embargo, lo más perverso de dicha legislación se encuentra en las multas.
El castigo al ejercicio de dichas libertades se aplica directamente por la policía, sin pasar por los juzgados, y depende del arbitrio de los agentes. 

Las multas que conlleva incluyen, entre otras: de 30.000 a 600.000 euros por manifestarse junto al Congreso o al Senado, por fotografiar policías –con lo que ello supone de merma de pruebas en los casos de abusos– o por el ejercicio de resistencia pacífica y “sentadas”. 

Con multas de entre 600 y 30.000 euros se castiga lo que un agente considere “desobediencia o resistencia a la autoridad”, perturbación de la paz ciudadana y desórdenes en la calle.  (...)

El hecho de usar la multa económica como castigo, en lugar de la denuncia ante un juez, requiere haber empobrecido antes a la población (Paso 1), y por lo tanto usar su falta de medios como elemento disuasorio en caso de plantearse llevar a cabo una protesta.

Paso 3. Control del Aparato Judicial.

Paralelamente a la desactivación de la capacidad de protesta de los ciudadanos, el PP procedía a la ocupación de todas las instancias judiciales que sigue su curso a día de hoy. Si el empobrecimiento de los ciudadanos se silencia en la calle, el castigo de la corrupción que la ha provocado se frena en los tribunales. 

El pasado miércoles 24 de mayo, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), de mayoría conservadora nombró a Concepción Espejel presidenta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. Dicha sala es la encargada de juzgar las grandes causas de corrupción y delincuencia económica, y no son pocas las abiertas en este momento contra el PP: Gürtel, Púnica, Bárcenas, Lezo…  (...)

 Lesmes ha participado en cerca de una veintena de cursos organizados por FAES, lo que lo convierte no en un técnico, sino en un ideólogo orgánico del Partido Popular. En este momento es presidente del Tribunal Supremo y presidente del CGPJ, el órgano que gobierna a los jueces

Con ellos dos, Espejel y Lesmes, el PP se asegura la Audiencia Nacional, el Supremo y el CGPJ. Pero es que, además, al frente de la Sala II del Supremo tiene colocado a otro fiel servidor, quizás el más ferviente, y mano derecha del ministro Rafael Catalá, Manuel Marchena. En sus manos están los juicios a los aforados. (...)

La cuarta y última pata del Poder Judicial controlada por el PP es el Tribunal Constitucional, donde solo 4 de los 12 vocales son considerados “progresistas”. Lo preside el ultraconservador Juan José López Rivas.

¿Queda algo más por ocupar? Nada. (...)

Paso 4. Abuso de Interior y descrédito de los investigadores.

Una vez empobrecidos y controlados los ciudadanos, ocupados y sometidos la Audiencia Nacional, el Supremo, el Constitucional y la Fiscalía, la única arma que parece quedar son las investigaciones que Policía y Guardia Civil van destapando, y sobre las que es más difícil ejercer control o censura. Por lo que solo cabe utilizar contra ellos el descrédito y el sometimiento del Ministerio de Interior, ya bastante tocado, para beneficio del Partido. (...)

El malestar en la Policía Nacional y la Guardia Civil ha crecido por la forma en la que se ha puesto en duda su relación con el Partido Popular, casi nunca para bien. Tanto la UCO como la Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) se han quejado en los últimos tiempos de la injerencia política y judicial en sus investigaciones. (...)

El pasado lunes 12 de junio, en declaraciones al programa Las Mañanas de Cuatro, el juez Joaquim Bosch, de Jueces para la Democracia, afirmó: “Lo que me preocupa es que haya profecías que se cumplan”. Se refería al expresidente de la Comunidad de Madrid, hoy encarcelado por el Caso Lezo, Ignacio González, que ya presuponía el nombramiento de Manuel Moix al frente de la Fiscalía Anticorrupción con seis meses de antelación, cuando ni siquiera se sabía que Rajoy sería elegido presidente del Gobierno. Eso sí que podría considerarse la madre de todas las zancadas."                       (Cristina Fallarás , CTXT, 18/06/17)

La victoria de Macron con el 16% (real) intriga a los franceses... ¿toda esa abstención que supera en diez millones de almas al voto al partido presidencial es un gruñido social presto a explosionar? O no...

"Más allá del hecho, claro y bien medido, de la histórica derrota de los “sectores populares” y del soberanismo nacional en las instituciones francesas, la interpretación de la victoria del macronismo en el último ciclo electoral francés (presidenciales seguidas de legislativas) intriga al país. 

El único matiz de esa derrota es la abstención, el hecho de que la mayoría de los franceses no han participado en las elecciones (57% sin contar 9,5 millones de ausentes del censo) y que la base real del nuevo poder triunfante -dotado de plenos poderes y con mayorías en las instituciones- ronda el 16% y brilla en su base social por la ausencia de los llamados “sectores populares”, la Francia de los de abajo. Pero, a partir de ahí ¿qué conclusiones?

¿Hay una espera entre curiosa e indulgente rodeando al macronismo y su pretendida “renovación” neoliberal, a la vez de izquierdas y de derechas, o toda esa abstención que supera en diez millones de almas al voto al partido presidencial es un gruñido social presto a explosionar?

Esta segunda interpretación es la preferida por la izquierda, que tras su éxito de abril (19% del voto) se encuentra ahora con 27 míseros diputados (sobre 577) y contenta de haber logrado grupo parlamentario. Sin embargo, lo menos que puede decirse es que si el nuevo poder es frágil, a la abstención de 6 de cada 10 franceses tampoco le falta ambiguedad.

El líder izquierdista Jean-Luc Mélenchon, que en 2014 ya profetizó que “las de 2017 no serán unas elecciones, será una insurrección”, dice ahora que la abstención está cargada de “contenido político ofensivo” y que es una “huelga general cívica”, pero la simple realidad es que al día de hoy, y encuestas en mano, la abstención puede también interpretarse como quietismo conformista.

Mélenchon profetiza ahora, “un choque social terrible” y espera “el acontecimiento”, una chispa (en ruso iskra, así se llamaba la revista de Lenin) que encienda el panorama, como sucedió en Túnez con el suicidio de un joven que desencadenó la revolución ciudadana. “No se sabe qué será lo que prenderá la mecha, pero ya está encendida”, ha dicho en una entrevista con el semanario Society

Todo eso es conjetura. En la propia circunscripción marsellesa de Mélenchon la abstención ha sido superior al 64%, siete puntos por encima de la media nacional. Y el electorado de la izquierda, 7 millones el pasado 23 de abril, se ha quedado en un 60% en casa en las legislativas. La situación es enormemente ambigua, para todos, y a nadie se le escapa.

“Mayoría absoluta, victoria relativa”, titula el muy macronista Le Monde en su edición de hoy. “Nunca una mayoría tan imponente se ha producido con tan pocos electores, jamás un poder presidencial tan fuerte había reposado sobre una base tan exigua”, señala la editorial del conservador Le Figaro. Si la expectativa de la izquierda tiene algo de tomar deseos por realidad y de obviar la incontestable derrota popular en las instituciones, la derecha no las tiene todas consigo. 

La victoria, “no ha suscitado ningún movimiento de entusiasmo alrededor de la persona, ni de sus candidatos, ni de su proyecto. Domina la expectación”, constata Le Figaro. La Francia plebeya se ha retirado pero en algún momento puede girarse con formas difícilmente controlables, observa el diario conservador."               (Rafael Poch , La Vanguardia)

No hay una catástrofe humanitaria ni Maduro está a punto de caer, pero hay manifestaciones casi todos los días y no las protagonizan terroristas

"El pasado lunes 5 de junio, Venezuela amaneció con el mismo presidente, Nicolás Maduro, como viene sucediendo desde que relevó a Hugo Chávez en 2013. Una decepción más para muchos de los manifestantes que vienen llenando las calles de numerosas ciudades del país en los últimos dos meses. 

Circularon rumores, con un alcance multiplicado por mensajes de WhatsApp, de que Maduro huiría del país un día antes. Hasta una conocida vidente predijo su fuga, según uno de esos mensajes.

A pesar de ese episodio, todo lo que sucede en Venezuela está cercado por la desinformación e impregnado por las fake news divulgadas por simpatizantes del gobierno y la oposición. En la política venezolana todo es espectáculo.

 Por eso, olvide mucho de lo que ya leyó por ahí: Venezuela no está viviendo una catástrofe humanitaria por la falta generalizada de alimentos; el gobierno de Nicolás Maduro no va a caer mañana; la policía nacional no está masacrando manifestantes en las calles. Pero tampoco es cierto que todo esté bien y que las manifestaciones y la violencia en torno a ellas sean fruto de “terroristas” armados, como dicen los partidarios del gobierno.

Para este reportaje pasamos tres semanas en el país, con la intención de oír lo que dicen los venezolanos y sus líderes.(...)

 “No hay un paro nacional en Venezuela. Hay unas protestas, y esas protestas están focalizadas en guetos donde el gobierno te deja “, resume el director del Instituto Datanálisis, Luis Vicente León.
Nada de eso es nuevo en Venezuela. El eslógan “calle, calle, calle” ha sido repetido por diferentes líderes de la oposición, con menor o mayor vehemencia, desde que Hugo Chávez fue electo presidente en 1998. 

Las olas de protestas, boicots, lockouts (cierre de fábricas), son tantas que se pierde la cuenta. Muchas contaron con el apoyo de Estados Unidos, mediante financiación de la Agencia Americana para la Cooperación Internacional (USAID). Desde la muerte de Hugo Chávez en 2012, hubo por lo menos tres grandes oleadas de protestas, siempre con el mismo recorrido.

 Y, a pesar de esto, al conversar con los manifestantes, estos aseguran que esta vez será diferente. “Vamos a seguir en la calle. Es todo un país el que no quiere continuar con este régimen”, dice Alejandro Ferrero, de 23 años, tras un casco con los colores de la bandera. Desde abril, más de 2.800 manifestantes fueron detenidos. Más de 200 permanecen en prisión.  (...)

El motivo de la última ola de protestas está en un edificio blanco en el centro de Caracas, adornado con columnas blancas de estilo romano y una fuente de agua en su lujoso patio, donde trabaja -o debería- la Asamblea Nacional. (...)

Ya en la ceremonia de investidura, el presidente electo de la Asamblea, Henry Ramos Allup, promulgó una ley de amnistía para todos los presos políticos y prometió que “en un periodo de seis meses, vamos a proponer un método, un sistema para cambiar al gobierno por vías constitucionales”. 

Horas antes, el presidente Nicolás Maduro había emitido un decreto retirando a la Asamblea el poder de nombrar al director del Banco Central, y el TSJ había impedido a tres diputados de la oposición la toma de posesión -para que no lograran la mayoría-. 

La MUD no acató la orden judicial y desde entonces, el gobierno no paga salarios a los diputados, y todas las decisiones del Legislativo son anuladas por el TSJ -que el 29 de marzo llegó a decidir que asumiría los poderes del Congreso, pero capituló tras la reacción internacional-. (...)

Aún más beligerante que su predecesor, Borges tomó posesión del cargo en enero prometiendo elecciones generales para este verano. En marzo anunció que el Legislativo declaraba el “abandono del cargo” del presidente Nicolás Maduro, por la ineficiencia del gobierno para lidiar con una aguda crisis económica que genera crisis de falta de medicamentos y alimentos, y una inflación anual por encima del 500%. Pero nadie le dio demasiada importancia. (...)

El referéndum revocatorio para el mandato del presidente -propuesto por los partidos de la oposición- fue interrumpido cuando el Consejo Nacional Electoral (CNE) suspendió la recogida de firmas por fraude en cinco estados a finales de octubre.  (...)

Ahora, además de la cartera de Educación, Jaua dirige el principal esfuerzo del gobierno para librarse del atolladero creado por la oposición, que sigue firme en las calles: la creación de una Asamblea Constituyente, propuesta por Nicolás Maduro el pasado 1 de mayo. La elección de los 545 miembros está fijada para el próximo 20 de julio.

 Lo que antes fuera una consigna de la oposición, deseosa de poner fin al gobierno chavista, la Asamblea propuesta está cargada de controversia. Si sigue adelante en el futuro, la Constituyente suplantará a todos los demás poderes -y por tanto, puede comandar o poner fin a la rebelda Asamblea Nacional-. El gobierno promete un referendum popular nada más terminar el proceso. (...)

La fórmula para elegir a los constituyentes es más que polémica. La mitad será escogida por regiones; la otra mitad, en función de nueve sectores, como campesinos, empresarios, indígenas, personas con deficiencia, universitarios y representantes de consejos comunales, que cuidan del mantenimiento de las favelas (barrios humildes), por ejemplo.

 Cada sector tendrá sus representantes. Sobre los que quedarán fuera, como los jóvenes que no están en la universidad, Jaua justifica que todos podrán votar por su región.”La única razón es técnica y legal. Tiene que haber un registro histórico, reconocido, institucional de los sectores. No se trata de discriminación, sino que el registro ha de ser fiable y certificado”, enfatiza. (...)

Ya han muerto más de 70 personas en la ola de protestas en Venezuela desde marzo. El recuento de fallecidos -una perversión del sensacionalismo venezolano- se convierte en arma arrojadiza a ambos lados del espectro político. En Caracas, una de las ciudades más violentas del mundo, los muertos han marcado todas las olas de manifestaciones contra el chavismo. 

En 2014 los 43 manifestantes muertos sirvieron para que la Justicia condenara a 14 años de prisión al líder opositor Leopoldo López, del partido Primera Justicia. Desde entonces, López se ha convertido en el preso político más famoso del país. 

En 2002, las 19 muertes durante la jornada de protestas del 11 de abril sirvieron de pretexto para que la cúpula militar exigiera la renuncia de Hugo Chávez, despejando así el camino para un golpe de Estado que duraría menos de 48 horas. (...)

“Mire, todas las muertes valen lo mismo, son todas dolorosas, independiente del color político de la victima”, dice Villegas, asegurando que hoy como en la época del golpe, el número de muertos a manos de la policía nacional es muy interior al que se difunde. Hasta comienzos de junio, de los 77 casos registrados por su equipo, solo 25 personas estaban participando en manifestaciones cuando fallecieron.   (...)

Entre los muertos hay también cuatro chavistas, cuatro policías y ocho víctimas que murieron electrocutadas durante un saqueo a una panadería en Caracas (los datos pueden ser consultados aquí y aquí).“El pretexto para la intervención extranjera son las violaciones de derechos humanos. De ahí los esfuerzos de un aparato mediático gigantesco están puestos para esa narrativa del gobierno de Maduro como violador masivo de derechos”, declara el ministro. (...)

Capriles siguió de cerca el golpe fallido de 2002, aunque insista en apartarse de esa herencia maldita. El 11 de abril de 2002, horas antes de que Chávez fuera llevado preso por militares rebeldes, el presidente de su partido, Primera Justicia -Julio Borges, actual presidente de la Asamblea- exigió por televisión la renuncia del gobierno y de los demás poderes. 

A su lado izquierdo estaba el joven Leopoldo López, alcalde de Chacao, un municipio del Gran Caracas. Al día siguiente, López llevaría a la policía municipal para que arrestase al ministro del Interior y Justicia, Rodríguez Chacín, parte de una purga” que duró tan poco como el golpe. 

Al allanar la casa donde se encontraba el ministro, estuvo acompañado por Henrique Capriles, por entonces joven alcalde de Baruta, también en la capital, y de las fuerzas policiales de ambos municipios.  (...)

Es justamente esa apuesta de la oposición, que desde principios de este año está trabajando para que los militares abandonen su apoyo a Maduro. “Hoy es un gobierno sentado sobre las bayonetas. Pero esperamos que en las Fuerzas Armadas haya una reserva democrática institucional, y que no vaya a apoyar a un gobierno que está corrompido”, dice Julio Borges.  (...)

El objetivo de seducir a los militares llegó incluso a la Asamblea Nacional. A finales de mayo, fue instaurada una “Comisión de Garantías para la transición”, para hacer leyes de amnistía para quienes cambien de bando. 

“No solamente amnistía, sino también incentivos”, explica el diputado Freddy Guevara, vicepresidente de la Asamblea Nacional y del Partido Voluntad Popular, liderado por Leopoldo López: “Si alguien es despedido o preso, o lo echan de su trabajo por apoyar la lucha por la democracia, que sepa que, a pesar de que la dictadura lo amedranta, en el momento en que llegue la democracia, tendrá una recompensa”. (...)

Entre los 32 ministros de Maduro, 11 son militares; y 11 de los 23 gobernadores regionales son militares jubilados. Más allá de eso, los militares también están presentes en la Zona Económica Militar Socialista, un complejo industrial implantado por Maduro desde 2013 para intentar reanimar la economía en decadencia.  (...)

También los militares están al frente de los esfuerzos del gobierno por enfrentar la actual crisis económica, en concreto el programa Gran Misión Abastecimiento Soberano, que también encabeza Padrino López. La Misión se encarga de velar por la importación y distribución de alimentos para la población más pobre a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP). 

Estos comités, vinculados con los consejos comunales de las favelas, distribuyen a las familias un saco de comida con aproximadamente 12 kilos de productos ensenciales como arroz, harina, pasta y aceite, a precios subvencionados por el gobierno. 

A pesar de sus problemas, la política del CLAP permitió aliviar la escasez de alimentos básicos importados, que alcanzó su punto crítico en 2016. Ese año, un estudio de tres universidades desveló que el 70% de los venezolanos perdió una media de ocho kilos -un desastre tras la drástica reducción de hambre obtenida por el chavismo, del 15% al 5% de la población, reconocida por la Unesco en 2015-. 

Hoy hay un militar al mando de cada género alimenticio dentro del Plan Rubro por Rubro: aceite, azúcar, café, arroz e incluso papel higiénico.  (...)

Desde mayo los militares también se han encargado de arrestar a manifestantes en todo el país, juzgados por cortes militares. (...)

Uno de los problemas de emplear a los militares en áreas estratégicas de la economía es precisamente el telón de Aquiles del gobierno chavista, la corrupción. En diciembre del año pasado, un reportaje de la Agência Pública mostró los relatos de comerciantes que compran alimentos en el mercado negro de los militares, o que aseguran pagar sobornos directamente al ministro de alimentos, el general Rodolfo Marco Torres.

 Los reporteros también identificaron empresas offshore ligadas a familiares del exministro de Alimentación, el general Carlos Osorio, que actualmente es inspector general de las Fuerzas Armadas. El gobierno de Estados Unidos reaccionó con sanciones contra militares y miembros del gobierno venezolano.  (...)

Buscar una voz imparcial en Venezuela es imposible. Como mucho -y con mucho esfuerzo- se puede encontrar a un interlocutor realista. Luis Vicente León no es un hombre que no toma partido; cree que Maduro se está convirtiendo en un gobernante abusivo, con trazos dictatoriales. Pero su visión como científico de datos -es director del Instituto Datanálisis, uno de los más importantes de Venezuela- va más allá de sus convicciones: desde 2016, cuando la crisis por el desabastecimiento de alimentos alcanzó su auge, hasta principios de 2017, reconoce que la popularidad de Maduro aumentó. 

“La popularidad bajó de manera significativa desde que ganó con el 51% de los votos; su peor momento fue en diciembre del año pasado, cuando llegó al 18% de popularidad. Paradójicamente, el presidente Maduro este año recuperó seis puntos porcentuales de apoyo popular, pasando del 18% al 24%. 

Esto tiene que ver con una parte importante de la población que es independiente, el 35% de los venezolanos se definen así: ni chavistas ni opositores”. Mientras, asegura que el 90,5% de los venezolanos opina que el país está mal o muy mal, y el 70% culpa a Maduro. “Pero sin duda el liderazgo opositor tampoco es apasionante, que hable de la historia que este país puede tener. Ellos prefieren seguir peleando contra Maduro”.

Para León, lo mejor para el país sería una negociación entre el gobierno y la oposición. (...)

Este experto señala también otro modo de que el país alcance una solución, uno más profundo e intangible: “En Venezuela hay escasez de leche, café, arroz, pero lo que más escasea es la verdad. Y, todavía más, la objetividad. Este es un país en el que nunca se sabe la verdad, ni en los medios de comunicación, ni en los discursos, ni en los debates, ni en las entrevistas”, declara.

 “El tema de la verdad fue perdido completamente como un valor en Venezuela. Y, por cierto, no solamente en el gobierno, también en la oposición. Hay una guerra de pinochos, donde todo el mundo miente y donde usted nunca sabe qué es verdad y qué es mentira. Y si usted pierde la verdad, simplemente no es capaz de separar el ruido de las señales.

 Entonces, tomar posiciones o decisiones se convierte en un elemento muy difícil”, dice. De momento, Venezuela parece haber inventado la polarización que se infiltró en el resto del continente. “Y cuando se está en el clímax de la polarización, la verdad es vista como una traición”, lamenta León. (...)"                    (Natalia Viana es periodista de la Agência Pública, la primera agencia de periodismo de investigación independiente de Brasil, que publicó la versión original en portugués de este reportaje.  La Marea, 18/06/17, Agência Pública es el medio invitado del número 48 de La Marea

Un desalojo de una casa okupa en Madrid acaba con varios jóvenes en el hospital. La Policía rompió una de las paredes y entró al edificio como una marabunta enfurecida de antidisturbios

"B.R. recibió ayer, por el miércoles, el alta médica del Hospital Ramón y Cajal. El martes tuvo que ser intervenido de urgencia por una taquicardia de 180 pulsaciones por minuto. Fue detenido el domingo por la noche durante la actuación policial para desalojar un edificio okupado por la Coordinadora Antifascista de Madrid en el barrio de Tetuán

El joven transmitió tanto en el momento de su detención como cuando pasó a disposición judicial que precisaba de asistencia médica por problemas de corazón. Su petición fue ignorada. Como resultado de la actuación policial, otro joven permaneció varias horas en el Hospital en observación por los golpes recibidos en la cabeza; otro ha denunciado haber perdido sensibilidad en una mano a causa de los grilletes y los golpes al taparse la cabeza y, por último, una joven tuvo que recibir asistencia médica por un ataque de ansiedad provocado por la "agresiva" actuación policial y "la humillación" que provocó la manera en la que fue cacheada.

 "La Policía rompió una de las paredes y entró al edificio como una marabunta enfurecida de antidisturbios. Dieron hostias a todo lo que sea movía. En ningún momento opusimos resistencia. Recuerdo que mientras estaba en el suelo y me daban golpes el mismo agente gritaba que yo le estaba pegando y que estaba siendo agredido por mi", relata B.R. en conversación telefónica con Público

La actuación policial, que buscaba el desalojo del edificio, se saldó con seis detenidos, uno de ellos menor de edad, acusados de usurpación y atentado contra la autoridad. Asimismo, seis agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado solicitaron la asistencia del SAMUR y argumentaron que fueron atacados por los okupas

La versión de la Coordinadora Antifascista es muy diferente. Aseguran que fueron golpeados por los agentes que, incluso, conocían el nombre de pila de algunos de los detenidos que, casualmente, militaban todos en el mismo colectivo de Alcobendas.

 "Todos los detenidos presentan lesiones causadas por la Policía que fueron objetivadas por el Samur, el médico forense y después por el Hospital. Me han señalado que fueron agredidos por la Policía sin oponer resistencia

 Los agentes, por contra, dicen que fueron ellos los agredidos. De hecho, seis de ellos fueron atendidos por el Samur. No obstante, un análisis objetivo permite comprobar que las lesiones de unos y otros no son comparables", explica a Público el abogado Erlantz Ibarrondo.   (...)


Las denuncias de malos tratos policiales no se reducen al castigo físico. Sandra, una de las personas presentes el domingo por la noche en el edificio, ha denunciado públicamente haberse sentido "humillada" por la agente de Policía que se encargó de su "cacheo".

 "La agente nos bajó la camiseta y el sujetador delante de los otros policías y nos tocó los pechos y los genitales de forma muy violenta. Tuve que ser trasladada a La Paz por un ataque de ansiedad y policontusiones en el cuerpo. Me sentí totalmente humillada, vejada y agredida sexualmente", señala esta joven, en declaraciones a Público

¿Orden judicial? 

La Coordinadora Antifascista denuncia, asimismo, que los agentes no mostraron ninguna orden judicial de desalojo y que tampoco se identificaron como policías. De hecho, los testigos con los que ha podido contactar Público han sostenido que tampoco mostraban su número de identificación. "Estaban obsesionados con lo que no les miráramos a la cara. Estando ya esposados, nos dieron varios golpeas por mirarles a la cara, según nos decían", relata a Público B.R.

El abogado Erlantz Ibarrondo, asimismo, muestra sus dudas acerca de la legalidad del desalojo. Hasta el momento nadie le ha mostrado la autorización judicial para el desalojo del inmueble. De hecho, el letrado relata que los jóvenes ya habían sido identificados el domingo por la mañana y que la Policía ya disponía de los contactos de las  personas que se habían hecho responsables legalmente de la okupación.

"No entendemos porque hubo desalojo violento sin mostrar ni siquiera una orden judicial. Tampoco se ha acreditado quién es el propietario. Hay, presuntamente, una denuncia en Burgos, pero en el procedimiento judicial que está a nuestra disposición no figura nada", relata este abogado, que señala que los siguientes pasos serán presentar denuncias por agresiones de los policías, por un lado, y, por otro, solicitar información sobre propiedad de la empresa, quien es su interlocutor legal y conocer si fue legal el desalojo policial. "                 (Alejandro Torrús, Público, 21/06/17)

El pesimismo de las clases medias está detrás del avance de las propuestas políticas más radicales

"¿Por qué las clases medias, así como muchos profesionales, están apoyando a dirigentes autoritarios y votando a partidos de extrema derecha y a radicales de izquierda? Cuando hago esta pregunta a mis alumnos y personas de mi entorno las causas que mencionan son tres: 1) la crisis financiera y económica, 2) la globalización, 3) la inmigración

 Estos factores son para ellos como los tres jinetes del Apocalipsis que estamos viviendo. Pero lo lógico es pensar que han afectado fundamentalmente a los perdedores de la globalización y de la crisis, pero no –o, al menos, no tanto– a las clases medias altas, profesionales y funcionarios que siguen conservando su empleo y tienen ingresos. Tiene que haber algo más que esas tres fuerzas.

Mi idea es que lo que está detrás de la ansiedad y la incertidumbre que mueve a estos sectores sociales, hasta ahora acomodados, a apoyar a líderes políticos autoritarios y a votar a opciones populistas de extrema derecha y de izquierda radical no es ni la globalización, ni la crisis ni la amenaza a la identidad que pueda venir de la inmigración. Es la profunda transformación estructural de en nuestras economías. (...)

la automatización también trae mejoras de productividad considerables, pero que no vienen asociadas a mejores salarios. Todo lo contrario, lo que estamos viendo es la aparición de un nuevo tipo de trabajadores pobres, de precariado. Personas que tienen un empleo, pero con un salario que no les permite llegar a fin de mes y, menos aún, planificar su futuro.

 La economía digital asociada a plataformas digitales como Amazon, Uber, eBay o Airbnb, pero también a otras muchas empresas de sectores más tradicionales, permite contratar más trabajadores 'freelance', ocasionales y autónomos, que no trabajan en locales de la empresa. Son empleos que exigen total disponibilidad de tiempo a la empresa, pero no aseguran el trabajo

Los anglosajones le han dado ya un nombre a este tipo economía basado en el trabajo ocasional y autónomo: 'gig economy'. Algunos pronósticos señalan que para el 2020 un elevado porcentaje del actual empleo –40-50%– en nuestras sociedades será de este tipo.

 ¿Es bueno o malo este cambio? Sus defensores hablan de que permite a los trabajadores hacerse autónomos y lograr un mejor equilibrio entre vida laboral y personal, según las preferencias de cada cual. Es posible. Pero me temo que este argumento trata de hacer de la necesidad virtud. 

¿Qué tipo de cultura viene con esta economía? Cultura entendida en el sentido de qué valores y prácticas necesitan las personas para prosperar en estas condiciones de inestabilidad y fragmentación profesional. Es verdad que este nuevo capitalismo es una pequeña parte de la economía. Pero tiene gran influencia cultural. (...)

Esta 'gig economy' es un enorme reto para la sociedad. Es un desafío, por ejemplo, para el sistema de pensiones contributivas: los 'freelance' no cotizan cada mes, pero los pensionistas sí que cobran cada mes. Es también un reto para el tipo de lealtad entre trabajadores y empresas que requiere un proyecto empresarial de largo plazo.

 O también un reto para el tipo de educación que hasta ahora se transmite en las escuelas y universidades. ¿Qué clase de educación es necesaria para enfrentarse a trabajos de corta duración y con demandas laborales cambiantes?

¿Es posible hacer de la economía digital un instrumento de progreso social y realización personal o hemos de adaptarnos a esa precarización de la vida laboral y a la explotación comercial de nuestra privacidad? El desafío es enorme. De momento, esta transformación estructural genera un fuerte pesimismo frente al porvenir. Esa es la causa que está detrás del malestar de las clases medias y de su apoyo al populismo. No es ni la crisis, ni la globalización ni la identidad como erróneamente se piensa."                   (Antón Costas , Catedrático de Política Económica (UB), El Periódico, 21/06/17)

22.6.17

El Banco Pastor ideó un sistema informático para blanquear dinero de Gürtel

"Banco Pastor, adquirido en 2011 por Popular y desde el miércoles 7 de junio perteneciente a Santander, está en el punto de mira de la Justicia por su presunta vinculación con el Caso Gurtel, a través de un sofisticado entramado de sociedades con el que habría colaborado para blanquear capitales.  (...)

Tal como refleja el auto de la Audiencia que se hizo público en abril, la sociedad uruguaya Belfast Link y la argentina Eves, controladas por el español Manuel Roel y el argentino Walter Manuel Hernández, realizaron movimientos por más de 1.200 millones de euros entre 2006 y 2010, a través de cuentas sospechosas constituidas en la oficina de Pastor de la calle Cantón Pequeño de La Coruña.

Ante la gravedad de los hechos, la cúpula de Popular decidió impulsar una investigación interna el año pasado para prepararse ante posibles responsabilidades penales que pudiesen corresponderle. Ahora, Santander, como propietario del grupo, podría verse afectado por la ‘responsabilidad sucesiva’ que adquiere una entidad cuando absorbe otra por los delitos que pudiese haber cometido, según regula el Código Penal de 2010.

Las conclusiones de esta investigación, a las que ha tenido acceso El Independiente, fueron remitidas a principios de noviembre a la secretaria del Consejo de Popular, por aquel entonces en plena guerra para sustituir al presidente Ángel Ron. Los Servicios Jurídicos del banco solicitaban al Consejo que les facultase para poner en conocimiento de la Audiencia Nacional los hechos investigados, en el caso de que llegase el momento procesal. (...)

El documento, que fue elaborado con la participación de las áreas de Cumplimiento Normativo, Auditoría y Servicios Jurídicos de Popular, asegura que hay indicios suficientes para concluir que Pastor articuló un sistema en sus oficinas de representación para realizar transferencias opacas a medio centenar de países, entre los que destacan Suiza, EEUU, Uruguay, Bahamas, Liechtenstein y las Antillas Holandesas.
Aunque el informe hace alusión en varias ocasiones a “oficinas de representación”, fuentes conocedoras puntualizan que el foco está en la oficina de Buenos Aires.

“Unos años más tarde, a las oficinas de representación de Banco Pastor se les instala una aplicación informática departamental que utilizaban para abonar las partidas cedidas por los clientes (normalmente remesas de cheques), que permitía dar un tratamiento opaco a gran parte de estas partidas, no apareciendo en extractos el detalle de muchos de los movimientos de abono”, explica.

El documento, citando a empleados entrevistados con conocimiento de la práctica, apunta que “esto se justificaba dado que se trataba de actividades no legales en los países de origen (salida de divisas) por lo que además se decide no conservar copia de estos registros ni de los documentos compensados”.

Sin embargo, “estas sociedades fueron modificando su operativa […]. Empiezan a recibir transferencias […] que apuntan indiciariamente a un posible blanqueo de capitales, ya que una vez abonados los fondos en sus cuentas los desvían hacia otras jurisdicciones”.  (...)

El documento constata que en 2010, bancos corresponsales del Pastor, entre los que se encuentran HSBC y JPMorgan, decidieron no procesar transferencias de Eves, Belfast Link y otras sociedades como Casa de Cambio Los Tilos, Northwick Insurance, Lucía Enterprise, Krause Corporation (empresa continuadora de la actividad de Belfast Link) y Pandera Management, bajo la sospecha de blanqueo de capitales.
El informe considera que estas sociedades podían estar controladas por los mismos socios o testaferros que Eve y Belfast Link, es decir, Manuel Roel y Walter Manuel Hernández.  (...9

Según las conclusiones de la investigación interna, la OFAC, dependiente del departamento del Tesoro de EEUU, bloqueó en 2011 una transferencia de fondos de Lucía Enterprise, hecho que parece ser el detonante definitivo que termina con la cancelación de relaciones comerciales de Pastor con todas las sociedades. (...)"                   ( , El Independiente, 19/06/17


"(...) Tanto la Fiscalía Anticorrupción como el juez del caso explican que las empresas investigadas, ambas controladas por las mismas personas, operaron durante varios años en seis cuentas de no residentes en España abiertas en el Banco Pastor.

"Su operativa bancaria consistía", especifica el magistrado, "en servir de mero puente entre unos fondos que procedían tanto de cuentas abiertas, principalmente en el extranjero, y también en España; para, inmediatamente o muy poco después, canalizar tales fondos a otras personas y sociedades localizadas mayoritariamente en el exterior, y en menor medida también en España".

Fraude elevadísimo

Y la Fiscalía Anticorrupción, que considera que el fraude podría ser "elevadísimo" explica, a título de ejemplo, que solo entre 2006 y 2010 el volumen de fondos canalizado ascendió entre las dos sociedades a más de 14.336 operaciones de salidas de fondos "con un volumen agregado de 516.642.832 euros y dólares; y de 20.140 operaciones de entrada de recursos, con un volumen total agregado de 617.531.870 euros y dólares".

Por todo ello, el Ministerio Público considera, destaca el juez, que podría tratarse de una operativa de blanqueo de capitales que se habría podido cometer entre, al menos, los años 2003 a 2011 en el seno de la sucursal bancaria unicada en la Calle Cantón Pequeño de A Coruña del entonces Banco Pastor, absorbida por el Banco Popular, en relación con las cuentas abiertas a nombre de la sociedad uruguaya Belfast Link y de la entidad argentina Eves. (...)

Información "insuficiente"

"En efecto, como se recoge en el informe de la Onif, la información que solicitó el Banco Pastor sobre la identidad, era notoriamente insuficiente. Así, prácticamente se dispone sólo de la identificación del presidente de ambas sociedades, el ciudadano español Manuel Roel Pérez, quien aparecería como accionista único de Eves desde el año 2007, y del vicepresidente de las dos sociedades desde el año 2007, el ciudadano argentino Walter Manuel Hernández", completa el juez.

Y De la Mata avanza que pese a la limitada información obtenida por los investigadores, "resulta la posible comisión de un delito de blanqueo de capitales por cuanto, de lo informado por la Onif, Manuel Roel Pérez aparecería investigado en Argentina por la posible comisión de un delito de estafa, consistente en la captación de fondos de particulares para, supuestamente, invertir en el exterior, con la promesa de altos rendimientos, por lo que el capital canalizado a través de las cuentas abiertas a nombre de las sociedades por él presididas podría proceder de aquel ilícito penal".

Amado Boudou

Asimismo, De la Mata recuerda también que se desconoce el nombre de los dirigentes de la empresa Eves con anterioridad a 2007 "ni tampoco de los verdaderos accionistas de Belfast Link, respecto de la que sólo consta como socios fundadores los titulares de una oficina de Uruguay cuyo objeto es la constitución, venta, reforma y disolución de sociedades anónimas".

Tal y como adelantó infoLibre, Belfast Link fue creada el 13 de agosto de 1998 por los ciudadanos uruguayos Marcelo Pereira Darriulat y Fernando Juan Castagno Schickendantz, y según la documentación aportada por el diario argentino La Nación, estos dos empresarios estaban detrás de la empresa Dusbel, clave en el caso de corrupción por el que está procesado el anterior vicepresidente del Gobierno argentino Amado Boudou."                      ( , Infolibre, 26/04/16)

Huelga de votantes en las elecciones francesas. Con un 57% de abstención se ha cruzado un umbral histórico. Es el principio del fin de la crisis política que corroe Francia

"La abstención alcanzó un récord en el 2ª vuelta de las elecciones legislativas de Francia. Con un 57%, se ha cruzado un umbral histórico. Este nivel cuestiona la representatividad de la Asamblea, a pesar que una gran mayoría voto por La República en Marcha República de Macron, y por el MODEM.

Se debilita el poder de Emmanuel Macron, aunque su primer ministro, tiene la intención de poner en práctica reformas extremadamente brutales. La tasa de abstención muestra una crisis política latente, que François Hollande no fue capaz de solucionar en absoluto. Y, como la crisis no se pudo expresar en la votación, esta continuará corroyendo al régimen y hablará a la más mínima oportunidad.

Una gigantesca abstención

Hablamos de una abstención sin precedentes. Alcanzó casi 8 por ciento más que durante la 2 ª ronda de las elecciones legislativas de 2012 a pesar que en la reciente 1º ronda la abstención fue ya muy alta: un 51,3%. Cuando en 1981, en 1988 o en 1997, la abstención fue alta en el 1º ronda, los votantes modificaron su actitud en la 2º ronda.

La abstención ha subido constantemente desde 2002, pero la tendencia, en la ronda del 18 de junio de, 2017 marca una ruptura real, un salto cualitativo, tanto en general, como en comparación con los resultados de la 1º ronda.

 Decimos que la democracia está enferma en Francia, lo cual es obvio. (...)

La abstención también habla del descontento de los franceses ante una oferta política que consideran insatisfactoria. La creación del “bloque” que unió al centro-izquierda y al centro-derecha podría parecer un golpe maestro, sin embargo, esta operación tiene su lado negativo; los votantes han evitado participar en las elecciones ante la ausencia de una alternancia creíble.

 En cierto modo, la abstención es una advertencia extraordinaria tanto para el gobierno y como para el Presidente. Es una forma de huelga de los votantes. Si el presidente Macron, no tiene en cuenta este fenómeno cometería un grave error y la abstención se transformará en un voto de censura.

 Es obvio que los partidos que compitieron en esta elección, no representaron lo que esperaba los franceses. (...)

Aunque se podría haber producido una movilización de los partidos de oposición, es evidente, que estos Partidos no lograron atraer a los votantes . Esto se puede entender dado que la mayoría de la población aún no sabe si los “republicanos de Macron “son carne o pescado”. (...)

Para la Francia Insumisa de Melenchon, a pesar de su buen resultado (conquistó 19 diputados) la brecha entre su programa y sus activistas se transformo en un problema inevitable ( propio de un movimiento tan joven) El movimiento, tenía más de un 19% de los votos en las elecciones presidenciales, y podría haber esperado un resultado mejor. (...)

Para el Frente Nacional, la situación es la misma. Aunque aumentó el número de sus diputados, avanzando en la zona minera del norte y en el sur de Francia, su número de votos disminuyó  fuertemente respecto de la 1ª vuelta de la elección presidencial, con una Marine Le Pen en  la 2 ª posición, con más del 21% de los votos.  (...)

Aunque todavía no vemos el final, ni el principio del fin, la crisis política que corroe Francia es completa. De hecho la elección de la Asamblea Nacional es el fin del principio."               (Jacques Sapir, Salir del euro, 20/06/17)

El capitalismo clientelar, el de los 'amiguetes'. Este es el asunto. El meollo de la corrupción española. El que ha puesto en el candelero/candelabro la moción de censura...

"Uno de los aspectos positivos de la moción de censura contra Rajoy, discutida en el Parlamento la pasada semana, ha sido la de ayudar a emerger con fuerza uno de los aspectos que debilitan la calidad de la democracia española: el capitalismo clientelar, esa especie de corrupción indirecta que es el uso del Estado, sus instituciones, sus departamentos ministeriales,... para favorecer los intereses económicos y electorales del partido en el Gobierno y sus amigos.

 Es lo que en ese debate se denominó "parasitación de las instituciones", que el presidente de Gobierno dijo no entender.

Rajoy debe ponerse al día y leer el ya clásico Por qué fracasan los países (Acemoglu y Robinson, Ediciones Deusto) que explica cómo las instituciones políticas inclusivas (abiertas, basadas en el mérito y en la capacidad) suelen ser el resultado de un conflicto entre las élites que se resisten a la igualdad de oportunidades, entre personas y partidos, y los ciudadanos que desean limitar el poder político y económico de esas élites.


Este es el asunto. Durante la Gran Recesión hemos visto en el mundo abundantes ejemplos de "captura del regulador": cuando una agencia regulatoria creada para defender el interés general actúa a favor de intereses políticos o grupos de interés del sector que ha de vigilar.

El papel de los reguladores en este periodo ha sido muy frágil: o porque el regulador no quería ejercer con eficacia su función (la captura del regulador), o porque no creía en su función (la mejor regulación es la que no existe o, en su defecto, la autorregulación), o porque no podía (porque eran organismos demediados, sin medios para actuar o sin facultades legales para hacerlo).

Pero en los últimos tiempos, a los intentos de "captura al regulador" se han añadido los esfuerzos por capturar a la Justicia, que debería ser el mecanismo de cierre del control público democrático sobre los Gobiernos y sobre los poderes fácticos de una sociedad.

 En la moción de censura varios representantes se preguntaron si en España se trata a los poderosos con la misma vara de medir que a los demás; si la Justicia disuade o no de manera efectiva de incurrir en comportamientos clientelares o si es una última valla en demasiadas ocasiones fácil de saltar. Todos estos asuntos están desarrollados en un tan extraordinario como polémico libro titulado Contra el capitalismo clientelar, del colectivo Sansón Carrasco (Península).,

En su Corrupción y política. Los costes de la democracia (Galaxia Gutenberg), Javier Pradera distinguía entre la corrupción negra, la corrupción gris y la corrupción blanca. La política clientelar, que forma parte de la última, acaba conduciendo a los otras dos.

 El nombramiento de jueces y fiscales afines ideológicamente es el último ejemplo de la corrupción blanca, que lleva a casos de corrupción de tonalidad más intensa como los amaños de concursos de adjudicaciones de contratos, la utilización de dinero empresarial para las campañas políticas a cambio de favores en los negocios, o la compra-venta de decisiones públicas.

Bueno que se hable de ello. La moción de censura no ha resultado inútil."                ( , El País, 19/06/17) 

Otra crisis financiera mundial cuya intensidad superará la que hemos conocido recientemente... anuncian. El colmo, vamos...

"(...) Convendría no olvidar que al final de 2016, después de 8 años de crisis, quiebras y reajustes financieros, la deuda entre las empresas, las instituciones financieras, las Administraciones Publicas y los Hogares ascendía a 7,8 billones de euros, a los que sumar otros 2,6 billones de pasivos con el exterior de esos agentes. 

En 2009, esas cifras eran respectivamente de 7,7 billones y 2,3 billones, dejando de manifiesto que la carga explosiva del endeudamiento sigue intacta, e incluso algo más peligrosa por el aumento de los pasivos con el exterior.

Pero más importante aún. Destacados y solventes analistas vienen anunciando la proximidad de otra crisis financiera mundial cuya intensidad, sostienen, superará la que hemos conocido recientemente.

 Las propias instituciones financieras internacionales deslizan sutilmente su preocupación por la situación existente. 

Como se sabe, la práctica de inyectar liquidez en cantidades desorbitadas por parte de la FED y el BCE ha sido el medio para detener la consecuencia incontroladas de la crisis.
La liquidez generada ha detenido su propagación pero al mismo tiempo ha multiplicado los riesgos de que sobrevengan convulsiones más graves.

 Si ello ocurre, por los múltiples factores de inestabilidad existentes, incluidos los políticos, no cabe pensar que el sistema financiero español quedará indemne, puesto que, como se ha resaltado, la economía española en términos de su endeudamiento global no se ha corregido, manteniendo todo el sistema una vulnerabilidad muy elevada.

Después de todo, se admite que la evolución entre los flujos financieros de la economía globalizada y los flujos de intercambios reales de bienes y servicios ha cobrado una desproporción disparatada e insostenible, cualesquiera que sean las comparaciones. Como la evolución del volumen de los activos y pasivos financieros mundiales no guarda relación alguna con el crecimiento del PIB real del mundo.

 La economía productiva opera dentro una burbuja financiera que tendrá que desaparecer antes de que el capitalismo pueda normalizarse y emprender otra fase. Se ha de destruir mucho capital ficticio y especulativo para sanear economías, pero eso no acaecerá sin grandes traumas, tensiones y conflictos.

El caso del banco Popular nos pone un ejemplo perfecto de lo que tendrá que ocurrir: de la noche a la mañana todos los poseedores de acciones y bonos del banco han perdido todo su capital. Generalizar los problemas y angustias que sufren los afectados por la crisis del Popular nos puede servir de imagen de lo que está por suceder a otra escala."                (Pedro Montes, economista, Socialismo21, 11/06/17)

Ni las empresas ni el Gobierno, quien está sacando adelante a España son los abuelos

"A estas alturas de año, hemos oído ya unas cuantas veces que el paro ha bajado de forma “histórica”, más que nada porque cuando algo así ocurre podemos estar seguros de que se van a preocupar de que el dato llegue a nuestros oídos. 

Lo que es menos probable que hayamos escuchado es el correlato que ocultan estos datos, y no me refiero solo a la caída en 800.000 personas de la población activa desde el año 2012, aunque tenga mucho que ver con ello.

Esta misma semana, la Agencia Tributaria recordaba que uno de cada cuatro euros que entran en los hogares provienen de las pensiones. Estas han vuelto a niveles precrisis, mientras que los salarios aún se encuentran muy por debajo de 2008; en concreto, hasta 30.000 millones de euros anuales menos. 

En otras palabras, muchas familias y hogares se mantienen a base del dinero que ingresan los jubilados. La razón es parcialmente demográfica, relacionada con el envejecimiento de la población española, pero también muestra la realidad sobre el equilibrio económico familiar: entre el 20% de los españoles con menos recursos hay un 13,2% de ocupados, pero un 8,2% de jubilados.

 Así que, si queremos poner medallas a alguien por haber aguantado el peso de España durante los años de la crisis, quizá debamos olvidarnos de empresas y políticos y reivindicar a los verdaderos héroes anónimos de la última década de paro y austeridad: los abuelos. 

No es una cuestión únicamente económica, como solían recordar las recurrentes historias de la crisis que contaban cómo los abuelos mantenían a tres generaciones diferentes (la suya, la de sus hijos y la de los nietos), sino también temporal. 

 Aunque tiempo es dinero, tendemos a olvidarnos que sin el papel sacrificado de muchos mayores de 60, auténticos hombres orquesta que llegan a todos esos lugares donde los padres no pueden (la salida del colegio de los niños, la comida del día siguiente, el papeleo de turno con el banco…), muchas familias habrían colapsado.  (...)

Ahora me queda claro que sin la labor entusiasta de mis abuelos mis padres no podrían haber trabajado. O, mejor dicho, mi madre, que en otras circunstancias sociales se habría tenido que quedar en casa para cuidar de mí.

 La situación es aún más grave en un momento en el que las horas extra se han disparado, y con ellas, la ausencia obligada de los padres del hogar. ¿Dónde van esos 126 millones de horas extra (remuneradas) que hicieron los españoles en 2015? Muchas, a las espaldas de los abuelos. (...)

La nueva generación de jubilados es, no obstante, muy diferente a la que le precedió. Es, para empezar, la que desempeñó casi toda su carrera laboral en democracia –si te jubilas este año con 65, tenías 22 cuando murió Franco–, la que posiblemente estudió en la Universidad, la que vivirá más tiempo y con una mejor salud.

 La que, en muchos casos, tiene un piso en propiedad, pero sobre todo, la que trabajó con la expectativa de que sus hijos tuviesen una formación académica más completa, una carrera profesional con mayores posibilidades de ascenso –“yo no pude porque no estudié, pero mi hijo sí podrá”– y, en definitiva, una vida mejor.

La realidad ha sido muy diferente. Se ha hablado mucho de las expectativas traicionadas y la sensación de estafa que han experimentado los jóvenes, pero no tanto de la decepción que ello ha causado entre sus padres y abuelos

Aquellos, que en muchos casos sacrificaron placeres mundanos –un apartamento en la playa, un viaje al extranjero cada verano– para que sus hijos viviesen bien se han visto convertidos en su primera vejez en los padres postizos de sus nietos, habida cuenta que no todo el mundo puede permitirse una guardería y que el sensible aumento de divorcios ha provocado que donde antes se turnaban dos, ahora solo uno de ellos (la madre, por lo general) tiene que asumir un papel doble las 24 horas del día.

Que para poder tener hijos es casi imprescindible tener a los padres y los suegros cerca es una realidad para toda una generación. No solo porque sus sueldos sean más bajos, sino porque sus empleos son más inestables.

 Eso quiere decir no solo que muchas jornadas laborales sean poco previsibles –una figura clásica es la del 'freelance' que debe dejar al niño con los abuelos porque sabe cuándo sale de casa pero no cuándo volverá–, sino también que, debido a la alta rotación, uno puede tener hoy un trabajo de ocho a cinco… y, dentro de dos semanas, otro de dos a diez de la noche

. En el pasado, quizá se rechazaría el segundo empleo. Hoy, los abuelos, sabiendo “cómo está el patio”, se ofrecerán gustosos a hacer lo que haga falta para que sus hijos trabajen.  (...)

Ante la imposibilidad de sus hijos de gozar de cierta independencia económica, el dinero ahorrado durante décadas ha sido destinado a intentar dar con la tecla adecuada en un panorama totalmente incierto. ¿Quieres reciclarte y estudiar otra carrera? Nosotros te la pagamos. ¿Crees que un máster te va a servir para encontrar trabajo? Cuenta con nosotros.

 ¿Piensas probar suerte en el extranjero y necesitas que te mandemos algo de dinero? Aunque nos duela en el alma, lo haremos si eso te sirve para hacerte un nombre. Eso por no contar esa situación tan habitual –y ligeramente inconfesable– en muchas familias en la que los padres animan al joven a ahorrar el (bajísimo) sueldo de su primer empleo mientras estos siguen pagándole la comida y los caprichos.  (...)

No hablemos ya de los pisos, que han terminado por convertirse en el regalo definitivo de padres a hijos. Si la mitad de los jóvenes de entre 18 y 34 años viven con sus padres y estos deben destinar más del 60% de su sueldo a la hipoteca, la entrada del piso ha terminado por convertirse en la definitiva muestra de amor.

 Que resume bien la trampa en la que han caído las familias españolas, obligadas por las circunstancias: los hijos, que de otra manera no podrían soñar con un piso en propiedad, lo aceptan con la conciencia más o menos tranquila, porque saben que de esa manera, sus padres están cumpliendo uno de sus sueños vitales, dejar a sus hijos una vida tranquila con garantía de futuro.

Pero, al mismo tiempo, y bajo esa apariencia de apoyo familiar desinteresado, se encuentra la gran ruptura olvidada de la sociedad española: que los abuelos hagan dos veces de padres, primero de sus propios hijos, y más tarde, de sus propios nietos."                 ( , El confidencial,  10/06/17)

“Aquí vive una señora de 90 con su marido, que el pobre va con andador. Cuando recibieron el burofax, supimos que teníamos que organizarnos". La próxima okupa puede ser tu madre...

"Hace unos días, en un edificio muy próximo al mío, aparecieron pancartas. Cubrían los balcones y parte de la fachada. Algo raro en esta zona, el Eixample Dreta, en las inmediaciones de la Sagrada Familia: barrio normal, aburrido de noche, familiar de día, lleno de ferreterías, panaderías, fruterías, viejos y viejas, pura clase media. 

Es infrecuente que un bloque de viviendas de este barrio lance mensajes como los de esas pancartas: “No nos marchamos. Vivimos aquí. Esta es nuestra casa”. ¿Qué está pasando aquí?

Pilar, enfermera de cincuenta y tantos años, toma una cerveza fresca en la terraza que hay delante del portal. Al verme llamar a los timbres y preguntar al portero de la finca, recela: “No te va a abrir nadie”. Me acerco a ella. ¿Vives aquí? “Sí”.

 Pero qué pasa, ¿estáis en guerra? “Pues más o menos”. Cuando me he tomado una cerveza con ella y hemos conversado un rato puedo decir que sí: este edificio está en guerra contra la especulación de una nueva burbuja inmobiliaria. Habrás oído hablar de ella si vives de alquiler en una gran ciudad.

Ejemplo tonto: Andrea y yo alquilamos un piso recién reformado en julio de 2016. De inmediato empezó en el piso contiguo una obra de reforma. Cuando terminó la reforma y pusieron el piso en alquiler, supe que mis vecinos de rellano pagan casi el doble que nosotros. Habían pasado seis meses entre la firma de nuestros respectivos contratos.

Aquí y allá proliferan otros testimonios. Te enteras de que unos amigos abandonan un barrio periférico para marcharse a una ciudad dormitorio porque la empresa dueña del edificio no les quiere renovar el contrato. Oyes hablar de prácticas matonas, como el acoso a los vecinos de un edificio cercano, unos abuelos que se negaron a aceptar la oferta de la promotora y desde entonces se despiertan cada noche porque un dedo se lía a timbrazos a las cuatro de la madrugada.

Y algo mucho más misterioso: ejércitos de guiris que expanden sus madrigueras en una ciudad donde el ayuntamiento es muy reticente a conceder licencias para pisos turísticos. E inmobiliarias que aparecen por todas partes con los carteles del escaparate escritos en inglés.

¿Qué está pasando en Barcelona? Y más importante: ¿pasa solo en Barcelona? El precio medio de los alquileres en España ha subido entre un 10% y un 15% en el último año, pero la cifra se dispara en ciudades de interés turístico. En Barcelona han abierto sus puertas desde 2015 más de 1.000 promotores inmobiliarios según publicaba ‘El Periódico de Catalunya’. 

Este diario explicó también cómo operan las grandes empresas dedicadas al nuevo filón especulativo. Puro capitalismo de casino:
Una gran promotora, por ejemplo MK Premium, compra un edificio a sus antiguos propietarios. Se lo vende a otra promotora, que empieza las reformas, y que a su vez lo vende a una tercera, que acomete la tarea de vaciar las viviendas que queden habitadas.

 ¿Cuáles quedan habitadas? Las rentas antiguas, normalmente aprovechadas por ancianos, y los contratos indefinidos. De echar al resto de los vecinos se ha encargado, a esas alturas, el límite de tres años de duración de los contratos firmados tras la promulgación de la ley de alquiler del PP.

Con quien resiste, estas empresas están usando una nueva táctica que podríamos llamar desahucio trilero: la nueva propietaria del piso donde vives no te coge el teléfono ni te responde a los ‘emails’. Nadie te da el nuevo número de cuenta, no puedes pagar el alquiler ni aunque quieras, y cuando menos te lo esperas, te llega el burofax. Suena a novela negra pero en Barcelona está ocurriendo tal cual. Así han sido desahuciados ancianos y mujeres embarazadas.

De esta forma se explica que barrios pacíficos, previsibles y burgueses estén cubriéndose de pancartas propias de casas okupas. Cuelgan de los balcones de abuelas, oficinistas, policías, médicos, estanqueros, dependientes, diseñadores… Gente normal y corriente, trabajadores como Pilar.

Apura la cerveza y pone otro ejemplo: “Aquí vive una señora de 90 con su marido, que el pobre va con andador. Cuando recibieron el burofax, supimos que teníamos que organizarnos. Esto que nos está pasando a nosotros le puede pasar a cualquiera. La próxima okupa puede ser tu madre. Hay que organizarse para que esto se detenga. Nosotros tenemos abogados y de aquí no nos van a echar”.         (JUAN SOTO IVARS , El Confidencial, 21/06/17)

21.6.17

Casi el 80% del rescate bancario de Rajoy es ya prácticamente irrecuperable. El Estado tira la toalla: hemos perdido más de 60.000 millones

"El Estado tira la toalla: hemos perdido más de 60.000 millones en el rescate bancario.

Las ayudas a las entidades financieras españolas van a costar a todos los españoles un total de 60.613 millones de euros. Nada que ver con los comentarios realizados desde el Gobierno del PP de que el rescate proveniente de Europa a las entidades bancarias españolas no tendrían ningún impacto.

Del total de 76.400 millones de euros en ayudas en diferentes conceptos, los españoles han recuperado 4.139 millones de euros y sólo se espera recuperar, suerte, 12.198 millones de euros incluyendo lo ya recuperado. Esto ha sido la principal conclusión del informe sobre la crisis financiera y bancaria en España entre 2008 y 2014, realizado por el Banco de España.

 Las ayudadas que han entregado a la entidades financieras españolas han sido de 76.410 millones de euros, de las cuales 64.098 millones de euros corresponden a capital e híbridos, 10,390 millones de euros a los esquemas de protección de activos, es decir, del EPA, 1.922 millones de euros y 540 millones de euros correspondientes a ajustes (...)

Del total que se ha devuelto, 3.466 millones de euros corresponden a las ayudas recibidas del FROB y 673 millones de euros corresponde al FGDEC  (...)

Estos conceptos no han incorporado las pérdidas que han sufrido los antiguos accionistas, ni los poseedores de preferentes y deuda subordinada ni los ejercicios de gestión de híbridos realizados como parte del acuerdo de la asistencia financiera realizados con el MEDE, y ni los intereses obtenidos ni los gastos incurridos.  (...)

Los 60.600 millones de euros es una cifra que ya se había dado por parte del Tribunal de Cuentas y el FROB. Va a depender de SAREB y va a depender de los ingresos que se obtengan por la venta de Bankia y BMN. Por lo tanto el Gobierno del PP quiere esperar. (...)

Según los datos del Banco de España, el aumento de la deuda pública provocada por las intervenciones esta cuantificada, a finales del 2015, en 50.132 millones de euros.

La diferencia con el importe neto de las ayudas se debe a la deuda pública no incluye los recursos aportados por el Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito (FGDEC) anterior a 2012, ni las provisiones por ventas o reprivatizaciones.  (...)"              ( , El blog salmón, 17/06/17)

"El Gobierno de Mariano Rajoy prometió reiteradamente en 2012 que el rescate del sistema financiero no costaría ni un euro a los contribuyentes españoles. 

Hoy, todavía no se ha desdicho de ello, a pesar de que incluso el Banco de España sostiene lo contrario. Casi el 80% de los recursos empleados son ya prácticamente irrecuperables, según sus cálculos.  (...)

En conjunto, el FROB y el FGDEC movilizaron 76.410 millones de euros para sostener el sistema financiero, amenazado por la quiebra de las cajas de ahorros más contaminadas por la crisis del ladrillo. A fin de atender sus compromisos, España tuvo pedir a la Unión Europeo en junio de 2012 una línea de crédito de 100.000 millones, que nunca se ha llegado a agotar. 

Nadie conoce mejor que los propios españoles la envergadura de los recortes aplicados, que arrojan dos datos especialmente dramáticos. En los años más duros de la crisis, las administraciones públicas redujeron sus presupuestos educativos en casi 9.000 millones y los de sanidad, en otros 12.000. Protección por desempleo y pensiones también fueron objeto de importantes ajustes.

Los 76.000 millones de euros destinados a sanear el sistema financiero tuvieron como principal destinatario a Bankia, resultante de la fusión de Caja Madrid con Bancaja y otras entidades más pequeñas. Evitar su quiebra requirió 22.424 millones en ayudas públicas, según datos del FROB, que se quedó con accionista mayoritario y a día de hoy controla un 65% del capital.

Bankia, sin embargo, no fue la única entidad intervenida. En la misma situación se vieron Caja Castilla La Mancha, Cajasur, Banco de Valencia, Catalunya Banc, Novacaixagalicia, Unim o BMN. Todas, después de saneadas, pasaron a formar parte de diversos grupos bancarios, a cambio de cuantiosas garantías para el comprador frente a posibles quebrantos futuros.

Por detrás de Bankia, la que más fondos públicos requirió fue Catalunya Banc (12.052 millones), seguida del Banco de Valencia (5.498) y de la CAM (5.249). Hoy pertenecen, respectivamente, a BBVA, Caixabank y Sabadell, que han ganado tamaño gracias a su anexión y han reforzado así su posición en el oligopolio bancario.

De los 76.410 millones de euros destinados al saneamiento financiero, sólo se han recuperado 4.139 millones (un 5,41% del total), de los que 3.466 corresponden al FROB y 673 al FGDEC, según el Banco de España. Y la previsión es sumar otros 12.198, procedentes de la venta de activos y, en particular, de la participación que el Estado aún mantiene en Bankia.

El regulador cifra esta última operación en 9.734 millones de euros, pero se trata de una estimación muy optimista, teniendo en cuenta el valor actual de la entidad en Bolsa. La capitalización de Bankia al cierre de la sesión del viernes 16 de junio era de 11.520 millones, por lo que el 65% no llegaba a los 7.500.  (...)

Aun si los pronósticos del Banco de España se cumplieran, seguirían faltando 60.613 millones de euros por recuperar: 39.542 del FROB y 21.071 del FGDEC.

Dicho de otra manera, los contribuyentes tendríamos que apechugar con casi 40.000 millones, lo que supone un 4% del PIB en números redondos y que se suman a los sacrificios exigidos a cambio del rescate financiero de 2012.

Con la mitad de ese dinero, que se ha ido en reflotar entidades al borde de la quiebra y en dejarlas limpias de polvo y paja para su posterior absorción por otras de mayor tamaño, habría dado para evitar los recortes efectuados sólo en sanidad y educación. Pero el Gobierno antepuso la salvación del sistema financiero al mantenimiento del Estado del bienestar."                (Vicente Clavero, Público, 18/06/17)